Supongo que somos muchos a los que nos encantaría cada mañana recordar y, sobre todo, entender esas imágenes que hemos visto y sentido durante la noche y que a menudo nos dejan extrañados e incluso, somos muchos a los que nos encanta descifrar ciertos mensajes en lo vivido mientras dormimos.

A lo largo de la historia, siempre ha existido un gran interés por conocer el significado de los sueños y son muchas las creencias e interpretaciones alrededor de este hecho. Los sueños han sido un fenómeno muy estudiado y aunque para algunos, no contienen ningún mensaje, otros han desarrollado importantes teorías sobre su significado.

Pero… ¿Qué es el sueño?

Soñar es un proceso mental involuntario y común a todas las personas y los sueños son experiencias subjetivas, manifestaciones mentales de imágenes, sonidos, pensamientos y emociones de la persona que duerme y que se pueden relacionar de forma simbólica con su realidad.

Algunas curiosidades del sueño…

  • Existen sueños universales, es decir, sueños compartidos por distintas generaciones, razas o culturas (por ejemplo, que caemos al vacío, que nos persiguen o sentirnos inmóviles)
  • El 95% de los sueños se olvidan rápidamente.
  • Al dormir el cerebro elimina sustancias nocivas. El sistema glinfático tiene como misión al dormir, activar un sistema de limpieza que funciona como una red de tuberías haciendo que los vasos sanguíneos del cerebro aprovechen para eliminar residuos.
  • Mujeres y hombres tienen distintas formas de soñar:
    • Los sueños femeninos suelen ser más largos y complejos y en general, sueñan en un mismo porcentaje con hombres y mujeres.
    • En los sueños masculinos, son más frecuentes las escenas de agresiones y los protagonistas en sus sueños son otros hombres el doble de veces que mujeres.
    • Sin embargo, hay una coincidencia, las mujeres sueñan tanto con el sexo como los hombres.
  • Los más jóvenes sueñan exclusivamente en color, los adultos de mediana edad en color aunque también en escala de grises y un elevado porcentaje de ancianos, en blanco y negro. Esto en algunas investigaciones encuentra explicación en la forma en la que durante la niñez se ha visto la TV.
  • El estadounidense Randy Gardner (1946) tiene el récord documentado científicamente de ser el ser humano que ha durado más tiempo despierto sin ningún tipo de estimulantes. Concretamente se quedó despierto durante 264 horas (once días).
  • Si sumamos el tiempo que dedicamos a soñar a lo lardo de una vida, sale un promedio 6 años.
  • En los sueños aparecen más las emociones negativas (miedo, tristeza o ansiedad) que las positivas.
  • Los animales también sueñan.

¿Qué función cumple el sueño?

La característica principal del sueño es su función reparadora a nivel físico y mental, es el único mecanismo para lograr un descanso efectivo.

Otras funciones del sueño serían la regulación a nivel emocional (en los sueños no se reprimen emociones), el aprendizaje (durante el sueño se consolidan los aprendizajes del día) o la creatividad (nos ayuda a encontrar soluciones innovadoras a los problemas).

¿Cuáles son las fases del sueño?

El sueño se puede dividir en dos grandes fases: sueño “NO REM”, que hace referencia a las cuatro primeras fases del sueño y sueño “REM”, la última fase. En resumen:

  • Fase I o etapa de adormecimiento
  • Fase II o etapa de sueño ligero
  • Fase III o etapa de transición
  • Fase IV, etapa de sueño profundo o de sueño Delta
  • Fase V o de sueño REM (rapid eye movement) o etapa de sueño paradójico.

Es decir, hay cinco fases que van de un sueño más ligero a otro cada vez más profundo. Las cuatro primeras fases se conocen como No REM y la última es la fase REM (movimientos oculares rápidos).

El sueño no REM es el momento del sueño que el cuerpo utiliza para descansar físicamente y el sueño REM, que se caracteriza por la presencia de una elevada actividad cerebral y puede resultar visible por movimientos oculares rápidos y constantes, sirve sobre todo para consolidar la memoria y retener u olvidar información y es el momento en el que aparecen los sueños.

Cuando se comienza a dormir se pasa primero por las fases no REM  hasta llegar a la fase REM. Después de esto, tenemos un microdespertar, que no recordamos al día siguiente porque enseguida nos volvemos a dormir. Esto es lo se conoce como un ciclo completo de sueño y dura aproximadamente 90 minutos. A lo largo de la noche, se dan varios ciclos.

¿Se pueden interpretar los sueños?

Han sido varios los autores que han desarrollado teorías sobre la interpretación de los sueños. Quizás el más famoso fue el psicoanalista y filósofo Sigmund Freud quien dedicó gran parte de su investigación precisamente al análisis de los sueños y plasmó su conocimiento en su libro “La interpretación de los sueños”.

Como padre del psicoanálisis partía de la base de que en el ser humano existen de procesos mentales más allá de nuestro pensamiento consciente y de que todos los sueños son interpretables porque contienen un mensaje del subconsciente.

Entendía que los sueños son intentos del subconsciente de satisfacer los deseos e instintos no cubiertos de forma consciente.

¿Cuáles son los sueños más comunes y como se han interpretado?

En general en el mundo onírico, soñar una determinada cuestión puede tener varios significados dependiendo del contexto personal. Para interpretar un sueño es importante recabar el mayor numero de detalles para así analizarlo.

Alguno de los sueños más comunes y sus interpretaciones más frecuentes son:

  • Caer al vacío: Este sueño frecuentemente se asocia con la necesidad de un cambio, de dar un paso adelante a veces hacia lo desconocido. También a menudo refleja una situación de desbordamiento vital muy relacionada con la ansiedad y con el estrés.
  • Soñar con un fallecido querido. Esto es frecuente en los duelos y representa el dolor que tenemos por la separación de nuestro ser querido. En ocasiones llega a producir un cierto consuelo esta sensación de contacto en el mundo de los sueños aunque si no se produce y lo esperábamos, puede causar más dolor.
  • Soñar que se caen los dientes. A menudo esto parece que habla del miedo a afrontar una determinada situación, de indecisión ante algo importante o inseguridad por haber tomado malas decisiones.
  • Un embarazo. Suele representar un plan de vida o un proyecto nuevo y puede ser una señal de que debes darle un empujón a tu vida en algún aspecto importante
  • Una infidelidad (de tu pareja hacia ti o viceversa). Este tipo de sueños no son premonitorios, aunque sí pueden indicar problemas de pareja que será necesario resolver.
  • Soñar que volamos: Representa la libertad. Puede ser incluso la ansiedad por librarse de las responsabilidades y sentirse libres en el mundo.
  • Las pesadillas. En este caso lo que se pone de manifiesto son nuestros miedos y que se suelen producir por un estado de nerviosismo generalizado.
  • Soñar con agua. En este caso es en el agua donde se refleja el estado de ánimo de la persona por lo que dependiendo de cómo esta agua (más o menos clara), significará una u otra cosa.

Todos tenemos sueños cada noche, aunque no los recordemos y los sueños de cada uno son muy particulares y se basan en su contexto personal. A lo largo de nuestra vida seguramente que tengamos alguno o todos estos sueños porque al final no dejan de ser un termómetro de nuestras emociones y un reflejo de nuestros sentimientos y preocupaciones en un determinado momento vital.

Si tienes alguna duda y quieres contactar conmigo, puedes hacerlo enviando un email a pbellot.coach@gmail.com

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre