Una oficina de la compañía de seguros Mapfre.

Una demanda impulsada por la Asociación Libre de Mediadores y Agentes de Seguros (ALMAS) ha puesto contra las cuerdas a la compañía de seguros Mapfre, engordando la ristra de empresas que, tal como viene denunciando la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), prestan sus servicios utilizando fraudulentas fórmulas en la contratación con falsos autónomos, según una nota de prensa remitida por esta organización a los medios de comunicación.

La empresa que cotiza en el Ibex 35 ha visto cómo recientemente la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social le obligaba a dar de alta a cinco delegados que ejercían sus vinculaciones laborales como falsos autónomos. Las altas se han producido en cuatro provincias distintas del territorio nacional (una en Santa Cruz de Tenerife, una en Málaga, una en Huelva y dos en Zaragoza). En total la compañía deberá afrontar el coste de los 300.000 euros en concepto de liquidación de cuota y recargos (277.170,93 euros) de las cotizaciones no abonadas, así como, 15.000 euros como multa por el fraude cometido.

Además de la modificación en la fórmula de contratación de estos empleados, la compañía se enfrenta también a las demandas presentadas por los cuatro trabajadores asalariados que dependían de los delegados. La acción legal emprendida ante los juzgados de lo social, interpela a la cesión ilegal de trabajadores, así como a la relación laboral vinculada. Estas acciones, como viene detectando UATAE, son habituales en el ejercicio de grandes compañías en cada vez más sectores y, como viene denunciando de manera activa ALMAS, son la tónica general en el sector de seguros. UATAE ya dio a conocer en septiembre el Observatorio del Falso Autónomo, un portal destinado a capitalizar todas las denuncias de los falsos autónomos, para desde la Unión de Autónomos ofrecer asesoramiento en materia de derechos que le asisten a estos trabajadores y combatir así “la lacra de algunas empresas que utilizan de manera engañosa el trabajo autónomo para no reconocer la laboralidad de sus trabajadores y trabajadoras”, según el comunicado. 

ALMAS y UATAE avanzan hacia una alianza estable que permita profundizar en la acción frente la lacra de los falsos autónomos. Ambas organizaciones denuncian la detección de las “presuntas represalias que ha venido ejerciendo Mapfre con sus trabajadores a raíz de esta demanda por los falsos autónomos”, recalcan las citadas fuentes. Desde la compañía han llevado a cabo el cierre repentino de oficinas donde prestaban servicios, trasladando de provincia a empleados. Además, entre las prácticas detectadas se cuenta también con la modificación sustancial de las condiciones económicas, omitiendo las condiciones declaradas en las actas de la Inspección de Trabajo, en las que se determinaba que los delegados tenían el puesto equivalente al de director de oficina.

Ante esta situación, desde UATAE instan a Mapfre al cumplimiento de la legalidad vigente, y les invita a dejar de lado fórmulas que como ya han dejado claro desde las distintas inspecciones laborales llevadas a cabo “nada tienen que ver con el trabajo autónomo”. María José Landaburu, secretaria general de UATAE, destaca “su apoyo a los trabajadores que se puedan ver afectados por estas prácticas fraudulentas” además de la necesidad de “denunciar la situación irregular por la que cientos de miles de trabajadores y trabajadoras tienen que pasar de forma diaria con condiciones precarias, debido a fórmulas que nada tienen que ver con el empleo por cuenta propia digno que impulsamos desde UATAE”. Esta organización remarca “la gran fuerza que supone la unión de organizaciones del sector” y cómo “gracias a la alianza entre ALMAS y UATAE se puede seguir trabajando en la mejora y beneficio de los derechos laborales de todos los trabajadores y trabajadoras en general y dignificando el trabajo por cuenta propia”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre