Hablar hoy de inmigrantes en Europa y en España, para unos y otros, es un problema que no está resuelto ni tiene una solución fácil, no obstante hay que intentar llegar a ella.

Desde las expediciones de Livistong en el S. XVI en África y los informes que hizo para Europa, África es conocida por sus riquezas y por sus gentes.

Hay que remontarse, haciendo un poco de historia, al famoso “triángulo de la esclavitud”: Europa, África, Este de América del Sur, las Antillas y Sureste de Estados Unidos desde el S. XV al S. XIX. También es conocido como el “ triángulo comercial”.

Desde Europa se compraba baratijas y las élites africanas vendían (o robaban) los negros más fuertes físicamente a europeos y estos los trasladaban a través de este triángulo y se vendían en pública subasta a los grandes terratenientes del centro, sur y sureste de lo que es hoy Estados Unidos para trabajar en las plantaciones, sobre todo, de algodón. La vida de los africanos negros en los ranchos y haciendas fue de lo más inhumano que pueden soportar los hombres y mujeres negras, de cualquier raza. Allí muchas mujeres negras fueron violadas y maltratadas a latigazos como si fueran sólo carne sexual.

No vamos a narrar las escenas de películas, que todos hemos visto sobre la esclavitud, tan solo citar la de Kunta Kinte (Toby Waller) titulada Raíces, al igual que la novela del mismo nombre, por lo desgarrador de la vida como esclavo que tuvo. Fue capturado en Gambia cuando iba coger madera en 1767y llevado a Annapolis en Meryland, en Estados Unidos, vendido como esclavo a Jonh Waller y llevado a Virginia como esclavo.

La esclavitud dejó de ser tal en Estados Unidos después de la Guerra de Secesión de 1861 a 1865, entre los estados del Norte antiesclavista y los Confederados del Sur esclavistas, la Guerra termina con la victoria de los Estados del Norte aboliendo la esclavitud.

Aunque la esclavitud continúa en el mundo entre todas las razas. Pero los inmigrantes negros subsaharianos que atraviesan las concertinas siguen siendo tratados como esclavos cuando llegan a España o a otros países europeos; los peores trabajos, el peor salario, el mayor número de horas de trabajo, y un largo etc, cuando no maltrato.

Junto al triángulo de la esclavitud, exponemos brevemente otra de las causas, que a largo plazo, ha producido la explosión de la inmigración. Se trata de Reparto de África, también llamado “disputa de África”; fue la invasión, división territorial, colonización y anexión de territorios africanos durante el período del Nuevo Imperialismo, entre la década de 1880 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial, que involucró a Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Portugal, Bélgica y España.

Se trató del control militar, económico, estratégico, control humano y sobre todo control y expoliación de los países africanos. Se trataba de controlar y explotar las materias primas minerales y vegetales, las fuentes de energía, las piedras preciosas y el oro.

Se impuso un orden internacional europeo sobre todos los países africanos excepto Liberia y Abisinia

En África los colonizadores encontraron mano de obra barata y dócil, y las grandes compañías europeas explotaron las minas, plantaciones y extrajeron todo el oro que encontraron en Sudáfrica.

Llevaron infraestructuras para la expoliación y una vez que se produjo la descolonización lenta, las metrópolis hicieron desaparecer las infraestructuras de explotación dejando a África esquilmada y subdesarrollada.

Desde hace años la población ha crecido y los problemas de subsistencia se han incrementado exponencialmente. Las sequías y las hambrunas se suceden a medida del descenso de precipitación como en la actualidad en Somalia.

La existencia de países con regímenes dictatoriales provoca guerras y asesinatos, de ahí la huída masiva de población subsahariana hacia Europa vía España.

El estudio del subdesarrollo en profundidad se produjo después de la II Guerra Mundial en la Conferencia de Bandung.

A partir de 1970 la ONU propuso la Ayuda Oficial al Desarrollo para paliar en parte los problemas graves del subdesarrollo y propusieron que los Estados ricos aportaran el 0,7% del PIB, desde entonces sólo 6 países han conseguido esta meta en la actualidad: Dinamarca, Países , Luxemburgo, Noruega, Reino Unido y Suecia.

Según OXFAM Intermón, en estos últimos años el grupo de 22 países más ricos del mundo están tratando de destinar el 0,7% de su PIB; sin embargo, cuál es la situación actual de la AOD? La Cumbre del Milenio de 2000 y la Declaración de París de 2005 han puesto de manifiesto la necesidad de incrementar los aportes que se recauden anualmente para este propósito.

En términos de inversión dicho panorama supondría una ayuda cercana a los 20.000 millones de € anuales. Sin embargo, al cabo de los primeros seis meses de 2015 sólo se había recaudado el 26% de esta cifra.

España ha aportado el 0,21% de su renta nacional, una de las más bajas de la EU, lejos de la media europea que se sitúa en torno al 42%. Por otra parte, a partir de la crisis de 2009 la aportación del Gobierno español a la ayuda y cooperación internacional ha caído un 82%, según OXFAM Intermón.

En julio de 2005 , el G8 se reunió en Escocia y trató de hacer un ambicioso plan de ayuda para África comparado con el “Plan Marshall”, presentado por Reino Unido pero EEUU lo rebajó sustancialmente. Al final la oferta fue la de aportar 50.000 millones de dólares para tratar de paliar los graves problemas de subsistencia de la población africana, evitar las grandes hambrunas, etc.

En 2005 se propuso alcanzar el 0,7%, para el 2015 se pretendió llegar a 20.000 millones de € al año; sin embargo, el objetivo del 0,7% del PIB que fijó la ONU hace 48 años sólo lo han alcanzado, como señalábamos antes seis países europeos.

Y sin embargo, el gravísimo problema de la inmigración, en general, y especialmente la africana lejos de solucionarse se ha agravado por el egoísmo de la mayoría de los países ricos.

La solución no pasa por poner muros ni concertinas, sino evitar los miles de muertos en el Mediterráneo y para ello la población africana tiene que tener las mismas oportunidades en sus países de origen, eliminando las guerras, las dictaduras, las élites indígenas que se quedan con los miles de millones de dólares o euros que les llega para evitar el hambre, la mortalidad infantil, crear infraestructuras, elevar sus economías, y un sin fin de soluciones; para todo ello, Europa, los dirigentes europeos tienen la obligación de no dejar sola a África, prohibir por ley y perseguir la venta de armas; por otro lado, Europa tiene la obligación de ayudar a África sobre todo por haber sido los países colonizadores del Reparto de África.

Hambre, miseria, enfermedades, muerte y un sin fin de calamidades que vienen desde los descubrimientos y riquezas por los europeos que se beneficiaron, de ello.

La ayuda a los africanos es urgente y necesaria desde YA, para que NO SE REPITA LA HISTORIA.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCaso Popular: el Santander no para de hacer caja
Artículo siguienteTomar el té con los ojos
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 3 =