Produce inquietud el que un órgano público cuya finalidad es perseguir y sancionar, en su caso, a quienes atenten contra las elementales normas de la competencia, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia,(CNMC) resulte tan incompetente a la hora de recaudar las multas que impone a quienes han transgredido uno de los pilares sobre los que asienta, no solo el estado Español, sino la propia Unión Europea.

La CNMC, impuso desde su creación, fin de 2013, y hasta 2017, sanciones por importe de 914,66 millones de euros de los que ha podido recaudar tan solo un 3%, es decir, 29,81 millones.

Esta situación es en sí misma un atentado con la libre competencia porque da ventaja a los que trasgreden frente a los que cumplen, resta autoridad al regulador y burla la existencia de la propia norma.

Estas circunstancia se conocieron directamente de la propia Comisión a través de la respuesta parlamentaria que planteó el diputado socialista Antonio Hurtado.

No en vano la competencia asegura el correcto funcionamiento de los actores en el mercado libre protegiéndolo de quienes utilicen al atajo para ganar más dinero a costa de los que cumplen.

Viene a ser como el Código de Tráfico y Seguridad Vial, que antes se denominaba de la Circulación y su brazo ejecutor, la Guardia Civil de Tráfico a la hora de sancionar a los que hacen el lila en las carreteras.

Pero con una diferencia importante: la multas de Tráfico se cobran, casi todas. Pago directo o indirecto, incluidos los embargos en la Renta. Si es cierto que existe la posibilidad de acudir por parte de la CNMC a la vía de apremio pero considerando necesariamente el tiempo que se emplea en los diferentes recursos ante la Justicia, años, no meses. Y habrá que tener en cuanta la situación, entonces, de la empresa sancionada y si siquiera existe o está ya domiciliada en el exterior.

Y no es un hecho baladí el observar los sectores a los que pertenecen las empresas más sancionadas y que son precisamente aquellos que ofrecen los servicios más demandados y utilizados por la ciudadanía. Así, en el reparto de premios del “Tú si que vales” de los servicios infractores aparece como triunfito la energía, seguido con casi iguales méritos por las telecomunicaciones y cerrando la cajonera de los ganadores el audiovisual. (¡Sálvame, Dios mío! De aquellos que dicen que quieren hacernos de reir)

En su respuesta parlamentaria la CNMC manifiesta que una de las causas por las que existe esa tremenda diferencia entre la cuantía de las sanciones y lo recaudado está en que los sancionados pueden recurrir sus expedientes ante la Audiencia Nacional (AN) mediante un recurso. La Audiencia concede la suspensión de la obligación del pago de la multa, entre el 80 y el 90% de las situaciones, si por parte del sujeto sancionado se aportan garantías. Y, en cualquier caso, estos asuntos en la AN se llevan de dos a tres años, aunque la Comisión reconocía al diputado que entonces, en 2017, quedaban en el alto tribunal expediente sin resolver desde 2013.

Pero no es ese el fin de la senda judicial por la AN, de varias leguas, que pudiera conducir al cobro de la multa impuesta a los infractores. Cabe aún la posibilidad de comenzar la vía judicial ya que finalizado el periplo por la Audiencia Nacional mediante la interposición de recurso ante el Tribunal Supremo. Esto se parece a lo del cricetino ese (popularmente llamados hámsters) que va corriendo sin parar por una rueda dentro de su jaula –ojo al dato- sin llegar a ninguna parte.

Recalcula

También existe la posibilidad de recalcular a la baja la sanción impuesta por decisión del tribunal de Justicia interviniente pero ello da lugar al inicio de otro proceso dentro de la Comisión que apareja de nuevo un dilatad plazo de tiempo.

Ante todo este panorama surge una cuestión llamativa. ¿Por qué una sanción de Tráfico, o por incumplimiento de obligaciones tributarias o de Seguridad Social impuesta a un ciudadano tiene tan corto recorrido hasta llegar a su cobro y las que se imponen a las empresas, sobre todo a las grandes, son un modo de “La larga marcha”?

Misterios sin resolver aunque quizá existe una respuesta que bien pudiera ayudar a su resolución: la enorme capacidad de recursos económicos de estas compañías para contratar a los mejores despachos de abogados en donde se encuentran letrados que provienen de la Abogacía del Estado, de la Fiscalía y de la Agencia Tributaria, entre otros.

Lo dicho, en España lo peor que te puede ocurrir es no ser nadie.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. https://agroinformacion.com/competencia-ve-un-riesgo-las-organizaciones-de-productores-pero-no-la-concentracion-de-la-industria-y-distribucion/
    . encima qe trabajamos pa ellos y les ahorramos la pasta ns siguen subiendo la gasofa y mas en vacaciones :
    https://www.eldiario.es/economia/Competencia-apertura-gasolineras-automaticas-impacto_0_922157970.html
    La CNMC siempre beneficiando a Lobys y multinacionales : https://www.elboletin.com/noticia/167810/
    Otra nueva condena a la CNMC https://www.eldiario.es/economia/Nueva-autoridad-Competencia-plantilla-Barcelona_0_857764987.html
    https://diario16.com/la-cnmv-realizo-informe-popular-sin-cuenta-directivas-del-banco-espana/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=https%3A%2F%2Fdiario16.com%2Fla-cnmv-realizo-informe-popular-sin-cuenta-directivas-del-banco-espana%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29
    La CNMC no quiere etiquetar el origen de la leche y que luego la gente pueda elegir pero presumen de libre competencia.
    No quiere etiquetar el origen de la leche . No hay mas que rascar un poco la CNM para ver que respecto a la agricultura también trabajan por los lobys contra el pequeño productor-consumidor y a favor de las multinacionales muchas de ellas precisamente francesas en el ámbito agrario . Francia siempre ha tenido miedo del agro ibérico y para entrar en la UE nos puso por ej la cuota láctea y cuando la quitaron para mantener la ventaja huntan con pasta a la CNM . Y los intermediarios no ayudan por que con la leche extrangera pagan una birria al producto local si o si.
    Ademas es mentira que se impide la libre competencia por que poner el origen del producto se hace en la verdura etc y no impide nada ya que hay verduras extrangeras como la patata y manzana francesas, por doquier.
    Lo que impide es informar y que la gente pueda elegir, como hacen también con los O. Geneticamente Modificados.
    Si Francia que es la 2ª potencia económica de la UE, toma medidas anti-globalización y comunistas-proteccionistas, los demas deberiamos hacer lo mismo.
    Tenemos que correr la voz y clamar en las mas altas instancias sin complejo alguno, por que nos va a arruinar y desgraciar la existencia.

    Tampoco quiere anteponer el derecho y necesidad de una vivienda acorde al salario min y medio en vez de especulacion : “La CNMC se querella contra las leyes anti-Airbnb de Madrid, Bilbao y San Sebastián”
    https://www.elboletin.com/noticia/166153/
    https://www.eldiario.es/economia/Competencia-alinea-argumentos-Airbnb-Bruselas_0_804219755.html
    https://www.eldiario.es/desde-mi-bici/viviendas-turisticas-modernidad-CNMC-turista_6_803579652.html
    ….Pero siempre dicen que defienden al consumidor

    https://www.eldiario.es/economia/Asesor-Economico-CNMC-Opus-Dei_0_836417170.html

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre