La Iglesia católica lleva cuatro años consecutivos logrando superávit gracias a la asignación que le hace el Estado con lo recaudado vía IRPF. El dinero público que ingresa por la llamada “casilla de la Iglesia” es más del que gasta la institución para su funcionamiento.

Europa Laica denuncia que “del ejercicio de la Renta 2016 le sobraron 19,3 millones, después de haber pagado el sueldo a sus sacerdotes y obispos.

Del correspondiente a 2017, cuya memoria ha publicado la Conferencia Episcopal Española (CEE), le quedó un saldo favorable de 15,9 millones. En total, en los dos últimos ejercicios el superávit ha ascendido a 35,2 millones.

Europa Laica denuncia que el 59% de este saldo positivo se ha utilizado para sufragar el inmenso déficit de la televisión Trece (antes llamada 13TV), uno de los brazos mediáticos de la iglesia católica, “convertido en un sumidero de dinero de origen público”, denuncian. En total han utilizado 20 millones de euros para su canal televisivo. Los 15,2 millones restantes han pasado a su fondo de reserva.

La Iglesia católica española, en rigor una organización filial del Estado vaticano, defensora de los intereses de la Santa Sede en España, no es un cuerpo único. Sin contar con todas aquellas entidades que no tienen personalidad jurídica civil, la Iglesia tiene más de 40.000 terminales: desde parroquias a monasterios, desde órdenes a congregaciones, desde ONG hasta fundaciones, desde Manos Unidas a la Universidad Pontificia de Comillas. Eso es la Iglesia en un sentido amplio.

Pero lo que solemos tener en la cabeza cuando decimos «Iglesia» es la Iglesia diocesana, la de las diócesis, la compuesta por los 70 obispados. El tronco de la institución. En la Conferencia de religiosos de España están adscritos 407 institutos religiosos (299 congregaciones femeninas y 108 masculinas) con un total de 4.944 comunidades religiosas (3.545 femeninas y 1.399 masculinas) que agrupan a 30.252 religiosas y 9.844 religiosos).

En los dos últimos ejercicios el superávit de la iglesia católica ha ascendido a 35,2 millones 

IRPF

“Los aproximadamente 250 millones de euros que cada año el Estado ingresa a la Iglesia católica para financiar el culto el clero y el proselitismo religioso de la Conferencia Episcopal española, con los correspondientes adelantos mensuales a cuenta de varios millones de euros, como consecuencia del porcentaje de quienes señalan la casilla del IRPF, se detraen del monto total del Impuesto de la Renta”, explican desde Europa Laica.

También señalan que “los contribuyentes que marcan la casilla no pagan más. Somos todos los contribuyentes (católicos o no) los que abonamos este “canon obligatorio” que supone unos 5€/habitante y año, que se detraen de las arcas públicas y por lo tanto, se dejan de invertir esos 250 M€ en bienes, obras y servicios públicos”.

Sólo por la vía del IRPF la Conferencia Episcopal recibirá, en 2015, aproximadamente “unos 250 millones de euros, que pertenecen a la asignación tributaria directa del IRPF (2013), con adelantos mensuales a cuenta de unos 13 millones de euros, más varias decenas de millones de euros”.

Desde esta organización aclaran que por la vía de fines sociales “a diversas ONG y Fundaciones que pertenecen a la Iglesia católica se les entregarán varias decenas de millones de euros a los largo de 2015. Esas cantidades llegan por diversas vías ministeriales y de CCAA, detrayéndose del Impuesto de la Renta”.“La casilla de “fines sociales” es la coartada que sirve para justificar la de la Iglesia católica. En nuestra opinión los fines sociales no deben depender de lo que decidan los contribuyentes cada año, sino que deben de tener partidas específicas y estables en los Presupuestos Generales del Estado”, prosiguen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − doce =