Una imagen de la manifestación convocada en Berlín.

Cinco días después de la huelga escolar y las movilizaciones para reclamar una acción efectiva ante el cambio climático, la organización Fridays for Future ha hecho públicas sus cifras, y son aún más contundentes de lo esperado: más de 1,4 millones de estudiantes, en 2.233 ciudades y en 128 países se sumaron el pasado 15 de marzo a la huelga escolar por el clima. Con ello, coinciden muchos medios, se ha convertido en la movilización más secundada hasta la fecha en defensa del medioambiente.

Si ha habido un nombre propio ligado a esa iniciativa ha sido el de la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, inspiradora directa del movimiento con sus sentadas de cada viernes ante el Parlamento sueco. A la vista del éxito de la convocatoria, Thunberg ha declarado: “Hemos probado que todo lo que hagamos cuenta y que nadie es demasiado pequeño para marcar la diferencia”.

De hecho, la acción ha contado con el respaldo del secretario general de la ONU, António Guterres, a pesar de que la huelga había generado debate político y críticas firmes por parte de los ministros de Educación. Guterres, sin embargo, salió en su defensa en un artículo publicado en el diario británico The Guardian: “Estos chavales en edad escolar parecen entender algo que a los mayores se nos escapa: estamos en una carrera para salvar nuestras propias vidas y la estamos perdiendo”. Y en ese sentido, advertía el político portugués, el retraso a la hora de actuar por el clima “es tan peligroso como el negacionismo. Mi generación ha fallado a la hora de responder apropiadamente al reto y esto es algo que sienten los jóvenes. No es extraño que estén indignados”.

“Mi generación ha fallado a la hora de responder apropiadamente al reto y esto es algo que sienten los jóvenes. No es extraño que estén indignados’, ha escrito el secretario general de la ONU”

Por el momento António Guterres sí que se ha mostrado receptivo a la reclamación juvenil y ya ha tomado la decisión de convocar una cumbre de acción climática en septiembre en Nueva York, coincidiendo con la Asamblea General de la ONU. El objetivo de la misma será reforzar los “planes realistas” de cada país, “con la meta de reducir las emisiones al 45% en una década y al alcanzar las cero emisiones en el 2050”.

Pero la acción continúa, y ya hay convocada una nueva huelga escolar para el próximo 15 de abril, con manifestaciones programadas en diversos países alrededor del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 5 =