La hospitalización de Boris Johnson ayer domingo personaliza la irresponsabilidad de quienes subestimaron a la pandemia.

De hecho, los problemas de falta de material entre profesionales de riesgo es aún mayor que en España ya que se tomaron medidas mucho más tarde y hay serios problemas en el mundo para encontrar ese material en todos los continentes.

Se espera que el primer ministro, tras la primera noche en el hospital y se someta a lo que se ha descrito como “pruebas de rutina”, según la BBC.

El primer ministro Johnson ha trabajado desde casa desde que fuera diagnosticado el 27 de marzo y después de restar importancia a la pandemia y retrasar la puesta en marcha de medidas para evitar la infección en el Reino Unido.

La última vez que se le vio en público fue el jueves, aplaudiendo a los trabajadores de la salud desde su residencia en Downing Street.

El viernes, Johnson publicó un un video en Twitter en el que dijo que aún presentaba ntomas menores de la enfermedad.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre