Deportaciones a Auschwitz. Imagen de la Enciclopedia de Auschwitz

La historia del reencuentro de dos enamorados del campo de concentración Auschwitz ha conmocionado al mundo. Un relato publicado por el legendario New York Times donde se narra la historia de amor y reencuentro de dos ancianos que sobrevivieron al horror del exterminio nazi y que todavía consiguieron vivir 71 años más.

David Wisnia conoció a la joven Helen Spitzer como prisionera de Auschwitz en 1943. Según relata el periódico neoyorkino, a pesar de que ella tenía ya 25 años, frente a los 17 de él, juntos encontraron una salida al horror gracias a una cita clandestina al mes que les dio fuerza para soportar la cruda realidad.

Válvula de escape

Según narra The New York Times, la pareja logró durante un tiempo ser la válvula de escape del otro: » A su alrededor, la muerte estaba por todas partes. Aun así, los amantes planearon una vida juntos, un futuro afuera de Auschwitz. Sabían que los separarían, pero tenían un plan: después de que acabara la guerra, se reunirían».

Los hijos de David Wisnia animaron a su padre a ser uno de los relatores del horror de los campos de concentración alemanes y llegó incluso, además de dar conferencias, a escribir un libro con su historia, donde relataba por primera vez su historia de amor. Así fue posible encontrar a ese primer amor, que todavía seguía con vida.

Gracias a esta historia de amor, el mundo ha podido conocer que Spitzer fue una de las primeras mujeres judías en llegar a Auschwitz. Era marzo de 1942 y había llegado desde Eslovaquia, donde estudiaba en una universidad técnica. Fue una de las 2000 mujeres solteras que llegaron entonces a Auschwitz.

Las destrezas de esta joven le permitieron un trabajo de oficina muy válido par los alemanes, lo que le permitió ayudar a prisioneros y aliados: utilizó sus habilidades de diseño para manipular el papeleo y reasignar a prisioneros a diferentes labores y cuarteles. Tenía acceso a los informes oficiales del campamento, que compartió con varios grupos que se resistían al dominio nazi.

El reencuentro fue emotivo pero duro debido a la edad de ambos y las dificultades para ver y oír de Helen. Pero fue posible. Así, gracias a estar juntos de nuevo, David supo que ella había manipulado el papeleo nazi hasta en cinco ocasiones para evitar que lo mataran en las cámaras de gas.

«Te estaba esperando» dijo Helen a David. 72 años después de Aschwitz ambos se mantuvieron con vida para reencontrarse.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorAcogida
Artículo siguienteLa Policía advierte de posibles fraudes por la covid sobre todo a personas mayores
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre