El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rechazado el recurso presentado por la Abogacía del Estado contra la sentencia que declaraba nula la decisión de un Juzgado de Sevilla de desahuciar a la sargento primero de la Guardia Civil María Serrano, una mujer que está siendo presuntamente represaliada por haber denunciado por denunciar la supuesta corrupción de un subordinado en referencia al uso indebido de fondos europeos. Por tanto, la Guardia Civil deberá devolver su vivienda a la sargento Serrano.

Diario16 ya ha contado el caso de esta suboficial que, tras detectar los comportamientos irregulares de un cabo, hizo lo que se espera de una suboficial de la Benemérita y denunció el asunto ante sus superiores presentando informes. Quien escribe esta crónica fue testigo directo de cómo, durante unas jornadas celebradas en el Parlamento Europeo sobre el maltrato y la persecución que sufren en España los denunciantes de corrupción, la sargento y su abogado salían de la sala de manera apresurada y con la expresión del rostro demudada. Al regresar anunciaron que la acababan de comunicar que la iban a precintar su vivienda en la   Comandancia de Montequinto, Sevilla, y que estaba pendiente de ser desahuciada. Además, se le comunicaba que no se le concedía un aplazamiento para poder sacar sus pertenencias del piso. Las casualidades no existen y que este hecho se realizara durante la estancia de la suboficial en Bruselas no deja de ser paradigmático de los comportamientos de quienes están viven en esas otras cloacas que es aparato corrupto del Estado. Por suerte para la ciudadanía son pocos, pero siguen teniendo mucho poder e influencia.

El desalojo de la vivienda fue ordenado por el Juzgado Contencioso Administrativo número 12 de Sevilla y esa decisión fue anulada por la sección cuarta de la Sala de lo Contencioso del TSJA. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Diario16, se indica que el desahucio de la sargento no cumplió con los requisitos marcados por la ley, sobre todo, por haber sido dictaminado por un organismo que no era competente para ello. Sin embargo, a María Serrano consiguieron dejarla sin la vivienda a la que tiene derecho porque la sargento sigue perteneciendo a la Guardia Civil. Por esta razón, el abogado que la representa, Fermín Vázquez, anunció el pasado mes de enero que pediría una indemnización por el daño psíquico y el perjuicio económico que le causó la decisión del desahucio.

Por otro lado, la propia sentencia que ahora ha sido declarada firme, no incluye condena de ningún tipo.  ¿Quién es responsable de ello? En la sentencia no se condenaba, por ejemplo, al pago de las costas del proceso a quienes tomaron la decisión, es decir, que para el Estado una injusticia de este tipo no tiene ningún tipo de coste, más allá del reputacional.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Me alegra que poco a poco la justicia vaya teniendo en cuenta el valor y la fuerza de María. Fue denigrante la forma en que aprovecharon su ausencia para dejarla en la calle. Gracias María por tu valor y tú fuerza.
    Gracias José Antonio por no cansarte de escribir sobre los denunciantes de corrupción.
    No te animas a escribir sobre lo que pasa en Madrid con las tutelas de la Comunidad ?
    Hemos conseguido reformar una ley pero seguimos siendo invisibles socialmente.
    Un abrazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 1 =