Fuerzas de la Comandancia y del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos han acudido esta madrugada a un domicilio de la localidad de Campillo de Aranda, donde una persona se ha atrincherado en su vivienda y amenazaba con hacer explosionar una bombona de butano que tenía en el interior.

Eran las 5:10 horas de la mañana de hoy 25 de julio cuando esta persona en estado agitado y muy nervioso requería la presencia de efectivos de la Guardia Civil en su domicilio, en el que minutos después rehusaba asistencia sanitaria que le ofrecían desde SACYL y se atrincheraba dentro de su domicilio.

El hombre se negaba a salir y llegó a mostrar por la ventana una bombona de butano y gasolina de manera amenazante, indicando que iba a hacer estallar todo, por lo que fue desalojada una vivienda contigua.

Varias patrullas acordonaban el perímetro y establecían una zona de seguridad; se desplegó un dispositivo para intervenir, llegado el caso, en el interior del domicilio. No obstante, desde el primer momento se ha tomado la vía de la negociación he invitado a la persona a que depusiera su actitud y colaborara.

Finalmente se ha podido localizar a un familiar, quien voluntariamente y acompañado siempre por personal del Cuerpo se ha acercado hasta el exterior de la casa, donde tras varios minutos de diálogo y negociación se ha conseguido que saliera del edificio.

Una vez fuera de la vivienda, a las 10:45 horas, ha sido inmovilizado sin tener que lamentar daños personales ni materiales; a continuación, ha sido trasladado con escolta a un centro hospitalario para su valoración.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre