La Guardia Civil ha liberado a un hombre secuestrado y maltratado durante 15 horas en la localidad malagueña de Mijas. Han detenido a dos personas, que ya tenían antecedentes policiales por otros hechos, como supuestas autoras del secuestro en el marco de la operación “EXPRESS”.

Los hechos se desencadenaron a partir de la comparecencia en el cuartel de la Guardia Civil de Mijas de una persona que había recibido, mediante las redes sociales, un vídeo en el que se veía a una persona agrediendo y vejando a un joven que presentaba varias heridas en la cabeza.

Después de que los agentes vieran el vídeo y fueran capaces de identificar a uno de los agresores, se personaron rápidamente en el domicilio del mismo, en la barriada El Juncal, ante la posibilidad de que la víctima pudiera encontrarse aun retenida. El agresor, al verse sorprendido por los agentes intento huir por una de las ventanas portando un cuchillo de grandes dimensiones, pero al no conseguirlo se atrincheró en la vivienda, donde se comprobó que aún se encontraba la víctima.

Los guardias civiles convencieron al agresor para que liberara a la víctima, que presentaba lesiones graves en la cabeza y en el resto del cuerpo, y se encontraba en estado de shock. Fue trasladado al Hospital Comarcal de Marbella, donde quedó ingresado. Después de la liberación y tras más de media hora de conversación, los agentes consiguieron que el atrincherado depusiera su actitud, logrando que se entregara, y procediendo a su detención.

Los investigadores encontraron en el teléfono móvil del detenido numerosos vídeos en los que se habían grabado las vejaciones, golpes, humillaciones y amenazas que había sufrido la víctima. Lograron a identificar al segundo autor de los hechos gracias a los vídeos, y fue localizado y detenido posteriormente.

Los detenidos son dos varones de nacionalidades marroquí y española que poseían numerosos antecedentes policiales por otros hechos. Se les han intervenido cuatro cuchillos de grandes dimensiones y una katana utilizados para amenazar al joven secuestrado.

Se les acusa de los delitos de detención ilegal, homicidio en grado de tentativa, lesiones, contra la integridad moral y contra la libertad e indemnidad sexual. Tras su puesta a disposición de la autoridad judicial ésta ha decretado su ingreso en presión. La Operación ha sido llevada a cabo por los efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Mijas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre