Agentes de la guardia civil y unos 200 vecinos voluntarios de la localidad onubense de El Campillo han iniciado la búsqueda de la joven de 26 años Laura Luelmo Hernández, natural de Zamora y residente desde comienzos de este mes de diciembre en el municipio onubense, donde se trasladó para impartir clases de Plástica en el Instituto de Enseñanza Secundaría Vázquez Díaz de Nerva. La joven se encuentra desaparecida desde que el miércoles por la tarde salió a practicar deporte en las inmediaciones de su domicilio tras finalizar las clases en el instituto. Acababa de hablar por teléfono con su pareja, que no se ha trasladado con ella a El Campillo. Diario16 ha podido confirmar en fuentes cercanas del caso que también se intenta localizar a un individuo con antecedentes penales por el asesinato de otra mujer en la localidad onubense de Cortegana en el año 2000, y que según las fuentes consultadas podría estar implicado en la desaparición de la joven zamorana.

La desaparecida se trasladó a comienzos de diciembre desde Zamora a Huelva para dar clases en el instituto de Nerva

Una inspección ocular de agentes de la Guardia Civil al domicilio de la desaparecida no encontró nada extraño salvo la ausencia de la ropa deportiva de la joven. Profesores, alumnos y otros vecinos del municipio de la cuenca minera de Riotinto se han organizado en la búsqueda de la joven. La denuncia de la desaparición la interpuso la familia en su Zamora natal el pasado jueves. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis de la desaparición, aunque este diario ha podido confirmar que también busca a este individuo como sospechoso al ser vecino de ella en la calle Córdoba de su nuevo emplazamiento en El Campillo.

En noviembre de 2001, la Sección III de la Audiencia Provincial de Huelva condenó a una pena de 15 años de prisión a este vecino de Cortegana, cuya identidad es L. M. N. , por el asesinato a puñaladas de una mujer de 35 años ocurrido en la noche del 15 de octubre de 2000.

Fuentes consultadas por Diario16 confirman que este individuo, que también se halla en paradero desconocido desde la desaparición de la joven, intentó agredir sexualmente a otra joven en El Campillo, donde residía tras salir de prisión, pero el perro que acompañaba a la joven impidió que culminara la violación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Siempre tiene que haber algún medio que se pase la carrera de periodismo por el forro y escriba suposiciones no oficiales, osea, para cargarse las investigaciones con tal de ser el más sensacionalista. Acabáis de hacer un Ana Rosa tremendo, felicidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here