Alemania se ha puesto como ejemplo de buena gestión de la crisis sanitaria del Covid19, incluso colocando a Angela Merkel como el paradigma de todo lo que habría que haber hecho respecto a los países del sur. Además, ha habido quien ha pretendido utilizar lo ocurrido en el país germano desde una perspectiva de género.

La realidad es que se ha pretendido utilizar a Alemania como el frente neoliberal para ponderar las soluciones que anteponen las políticas economicistas y privatizadoras frente al protagonismo que tendrán los Estados en la recuperación.

Sin embargo, lo que está ocurriendo en Alemania no es tan idílico y así lo han mostrado los profesionales sanitarios que han lanzado una campaña, Blanke Bedenken (preocupaciones en blanco), en la que se han desnudado como elemento de protesta y reclamación de medios de protección contra el coronavirus, hecho que demuestra que la efectividad de las políticas de Angela Merkel no es tal.

Los sanitarios afirman que «Somos sus médicos. Para poder tratarlo de manera segura, nosotros y nuestro equipo necesitamos equipo de protección y apoyo político. Cuando nos quedamos sin lo poco que tenemos, nos vemos así», y adjuntan fotografías en la que aparecen desnudos. Esta metáfora es demoledora para la propaganda neoliberal de ponderación de lo que está ocurriendo en Alemania. Los médicos muestran que, sin protecciones, se exponen a los contagios.

Hay que destacar, por otro lado, que Alemania se aprovechó de la crisis de 2008 y de las políticas de austeridad que se aplicaron al sur de Europa. Las consecuencias de este austericidio beneficiaron al país germano en todos los sentidos. Mientras los Estados meridionales tenían que privar a sus pueblos de una parte de la protección social, Alemania crecía y disponía de los recursos para mejorar la sanidad que a otros se les hurtaba. Mientras España, por ejemplo, recortó su sistema sanitario hasta el punto de dejarlo indefenso frente a una crisis como la que se está viviendo actualmente, Alemania lo reforzaba. Sin embargo, parece que no ha sido suficiente y los médicos lo muestran en esta campaña.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre