El conseller d’Interior, Joaquim Forn, ha admitido este jueves que Mossos d’Esquadra recibió un aviso sobre un posible atentado en la Rambla de Barcelona, pero no procedía de la CIA, sino de “otras fuentes”. Asimismo, ha asegurado que descartaron la amenaza al contrastarla con el Estado. La intervención del consejero tiene lugar después de la publicación en exclusiva de esta mañana de El Periódico en el que se aseguraba que un informe de la CIA ya había alertado a Los Mossos de la posibilidad del atentado y del lugar donde tuvo lugar unos meses después.

El consejero de Presidencia y portavoz del Govern de Catalunya, Jordi Turull, ha insistido en «desmentir» que la CIA alertara a los Mossos d’Esquadra de un posible atentado en La Rambla de Barcelona y ha emplazado a la comparecencia que el responsable de Interior del Ejecutivo catalán, Joaquim Forn, y el major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

El jefe de los Mossos asegura, por su parte, que si hubiesen dado credibilidad al aviso hubieran aumentado aún más las medidas de seguridad y hubieran alertado de algún modo a la población.

Trapero subraya que el aviso del 25 de mayo llegó al Govern, no a los Mossos, y que no se trasladó a la policía catalana porque el Estado no le dio credibilidad.

Además, El jefe de los Mossos niega también que el aviso proviniese del National Counterterrorism Center (NCTC), y se niega a dar la fuente, aunque confirma que les llegó el 25 de mayo.

Trapero añade en la rueda de prensa provocada por la información de El Periódico y de la que también se hizo eco en Diario16 que el 21 de agosto, recibieron una comunicación del CITCO de que el aviso sobre la Rambla del mes de mayo tenga relación con los atentados del 17 de agosto.

Para las autoridades de Interior de la Generalitat está claro que El Periódico, y otras entidades y medios, sólo tratar de desprestigiar la labor y el cuerpo de Mossos d’Esquadra.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre