La Generalitat de Cataluña ha dado un paso adelante y tratará de tender puentes en el conflicto generado en Nissan. Ha citado a la dirección de la empresa automovilística japonesa y a los representantes de la plantilla de trabajadores para mediar en la negociación por el cierre de las plantas que se encuentran en Barcelona. Concretamente, las de la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.

La reunión tendrá lugar en los servicios territoriales de la Consejería de Trabajo, en Barcelona, durante la mañana del próximo miércoles. De esta manera, el Govern trata de tender puentes entre ambas partes, después de que tras la segunda reunión los sindicatos plantasen a la empresa.

Son 2.525 personas afectadas por los cierres de estas plantas y su situación es realmente desesperada. Los sindicatos han considerado positivo el hecho de que la Generalitat intervenga porque consideran que Nissan no tiene ninguna intención de llegar a ningún tipo de acuerdo, sino más bien de dar por cerrado el periodo de consultas cuanto antes.

Hoy se había convocado una reunión, haciéndola coincidir con la que también se producía en el ámbito europeo de la compañía. Por esta razón algunos representantes sindicales han manifestado su malestar. De hecho, han abandonado la reunión de hoy anunciando que el período de consultas aún no ha terminado. Denuncian no tener accesibilidad a toda la información que se ha requerido a la empresa y que por ello no están pudiéndose defender los intereses de los trabajadores de manera adecuada.

La empresa, por su parte, sí considera que el periodo de consulta ha finalizado y así lo ha expresado en un comunicado que acaba de hacer público. Frank Torres, el directivo que ha designado la compañía ha hecho un llamamiento público para que todas las partes se sienten a hablar «porque el diálogo es la mejor manera de avanzar», según ha recogido Efe. En este mismo sentido se ha manifestado hoy el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, que ha hecho un llamamiento al diálogo para llegar a un acuerdo sobre Nissan y ha señalado que, «pese a las dificultades, están surgiendo y surgirán nuevas oportunidades para hacer de Barcelona un gran polo de atracción de la automoción».

Mientras este problema se pone sobre la mesa, más de 300 trabajadores subcontratados por Nissan -principalmente a través de Acciona- han presentado una reclamación por vía judicial para que sean reconocidos oficialmente como empleados de la empresa japonesa. La demanda ha sido presentada hoy mañana habrá una rueda de prensa para conocer en profundidad sus reivindicaciones.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre