lunes, 20septiembre, 2021
31.6 C
Seville

La fuga del rey y una reforma urgente y posible

Domingo Sanz
Nacido 1951, Madrid. Casado. Dos hijos y tres nietos. Cursando el antiguo Preu, asesinato de Enrique Ruano y la canción de Maria del Mar Bonet. Ciencias Políticas. Cárcel y todo eso, 1970-71. Licenciado en 1973 y de la mili en 1975. Director comercial empresa privada industrial hasta de 1975 a 1979. Traslado a Mallorca. de 1980 a 1996 gerente y finanzas en CC.OO. de Baleares. De 1996 hasta 2016, gerente empresa propia de informática educativa: pipoclub.com Actualmente jubilado pero implicado, escribiendo desde verano de 2015.
- Publicidad -

análisis

PP y Vox preparan una ofensiva para propagar la idea de que el Gobierno ya ha vendido España a los independentistas

Las derechas han alcanzado un punto de ebullición que ni el magna del volcán de la isla de la Palma. Las últimas encuestas del...

La revolución de 1868, la Gloriosa y el fin de Isabel II

A mediados de los años 1860, el descontento contra el régimen de Isabel II era patente y todo se puso en contra para mantener...

La brecha salarial entre hombres y mujeres es del 23 por ciento en todo el mundo

El Día Internacional de la Igualdad Salarial representa los esfuerzos constantes por conseguir la igualdad salarial por un trabajo de igual valor. Esta lucha...

Javier Maroto, el político que se traicionó a sí mismo

Javier Maroto (senador popular puesto a dedo por el presidente Castilla y León por imposición de Pablo Casado), aunque es y se siente vitoriano,...
- Publicidad-

A pesar del Covid, de los Juegos Olímpicos y de tanta bomba informativa, una de las noticias de la semana es el primer aniversario de un evento que la historia colocará entre los más despreciables de los protagonizados por la clase política en lo que va de siglo XXI, y también de los más humillantes para una sociedad que sigue siendo incapaz de reaccionar.

La historia termina poniendo las cosas en su sitio, pero la sociedad llega siempre al futuro marcada por las batallas que antes libró contra sus propios miedos. Y en esta ocasión, de la derrota que ha sufrido a manos de su propia clase política se derivarán consecuencias tan imprevisibles como destructivas, tanto para la escala de valores como para la confianza en las instituciones.

Se trata de la huida a Emiratos de Juan Carlos I, una operación de Estado que organizaron, clandestinamente, Pedro Sánchez y Felipe VI mientras coincidían con los presidentes autonómicos en San Millán de la Cogolla. Continuando con políticos que se ríen de quienes les han concedido su confianza en las urnas, recordamos a la “ex” ministra Calvo declarando tres días después que el anterior rey seguía a disposición de la Justicia, burla que se atrevió a repetir el 12 de mayo de 2021.

Pero cuando la clase política actúa dividida a la hora de cometer maldades, la sociedad puede triunfar.

Durante este mismo siglo tuvo lugar otro hecho de gran relevancia que cubrió de vergüenza a los políticos, aunque solo a los del PP y con Aznar en La Moncloa. Fue la gran mentira sobre el atentado del 11M de 2004, pero el pueblo consiguió evitar la humillación colectiva derrotando a los embusteros en las urnas tres días después. La diferencia es que los votantes pudieron elegir, pues fue una gran mentira del gobierno, no del Estado.

En cambio, con la huida del emérito la sociedad lleva un año derrotada por políticos de todos los colores y podridos hasta los tuétanos, pues no solo le niegan al Congreso una comisión de investigación sobre Juan Carlos I, sino que siguen manteniendo la inviolabilidad de Felipe VI, que es tan rey como lo fue su padre.

Uno de esos líderes podridos tenía 23 años cuando Aznar mintió sobre los responsables del atentado del 11M de 2004, pero aquella mentira calculada sobre tantos inocentes asesinados no le pareció tan importante como para replantearse su futuro político y ese mismo año decidió afiliarse a un PP que, en cambio, perdió más de medio millón de votos, un castigo merecido. Se llama Pablo Casado y así es más fácil comprender el desprecio que demuestra cada día por las víctimas de la larga noche franquista.

Si Pedro Sánchez quiere liberar a la sociedad española de la humillación que supone el largo “viaje” que él mismo y Felipe VI le organizaron a Juan Carlos I, puede hacerlo mañana mismo.

Solo tiene que presentar en el Congreso la propuesta de reforma del artículo 56.3 de la Constitución para que quede claro que no es la “persona” del rey la que goza de inviolabilidad, tal como figura en el texto vigente, sino por su condición de jefe del Estado y, por tanto, los únicos actos por los que no debe responder ante la Justicia son aquellos a los que está legalmente obligado en cumplimiento de su papel institucional.

Y si Sánchez no quiere, le pueden obligar sus socios de investidura, me refiero a UP, ERC y el PNV entre otros. De paso, demostrarían que hay políticos a los que aún les importa la dignidad de sus electores.

Una reforma de ese artículo gestionada con urgencia, no sería el primer verano “constitucional”, para evitar que puedan quedar impunes delitos como los cometidos por Juan Carlos I, conseguiría la mayoría de 3/5 necesaria en las Cortes, llenando de oprobio a quienes no se sumaran.

Contando con todos los escaños que apoyan al Gobierno, faltarían una quincena hasta conseguir los 210 necesarios. Para ayudar, el gobierno puede ordenar al CIS que prepare una gran encuesta sobre la reforma de la inviolabilidad en la Constitución. En cuanto se anuncie tal demoscopia, Casado y Arrimadas, con tal de impedirla y así salvar los muebles de Felipe VI, llamarían a Sánchez para negociar el nuevo texto.

Y, una vez aprobada en las Cortes, mucho perdería Abascal, incluso una monarquía, si ordenara a su grupo firmar la exigencia de un referéndum, cosa que podría. Sabe que, según su resultado, se arriesga a que Felipe VI termine haciendo las maletas, como su bisabuelo, consciente de que ha perdido el “amor de su pueblo”.

 
Pero si, a pesar de tener el éxito asegurado, el PSOE se niega a restablecer la dignidad colectiva eliminando esa desigualdad a favor del rey que a tantos ofende en pleno siglo XXI, los grupos que apoyan al gobierno de Sánchez deberían abandonarlo y, si él se atreve, que pacte con los franquistas del PP.

Las urnas se lo tendrán en cuenta, como también le darán la espalda si sigue atrapado por un Felipe VI “modernizador de su monarquía”, mientras deja que la derecha siga cabalgando sobre el programa electoral de dos patas que maneja con firmeza: autoritarismo para bloquear las instituciones y libertad de tomarse unas cañas para los inconscientes, que también votan.

No parece que Sánchez vaya a plantear la reforma. Y a sus socios, cobardes, tampoco se les ven ganas de arriesgar unos cuantos meses en el gobierno por un fugado que saben que se terminará muriendo.

Los españoles vuelven a confiar en las leyes de la naturaleza para disfrazar la incapacidad de autogobernarse de arriba abajo y en libertad, aunque lleven más de cuatro décadas de democracia formal.

Aunque no se hayan producido nuevas guerras civiles provocadas por las élites para destruir las mil confianzas que una sociedad debe tejer entre sus miembros para ser fuerte, las urnas también han servido a la clase política para, conseguido el gobierno, envilecer al pueblo y de esa forma dominarlo.

Mucho me temo que este paisaje es el que más se parece al de esta España.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

4 Comentarios

  1. A ver; permita usted que le ayude un poco, a riesgo de que me mande a rascar los huevos, pués simplemente soy soldador. En él artículo preliminar de la constitución se acuerda hacer tabla rasa de lo anterior, y todos entendimos que de la misma forma que no se podría enjuiciar a los vándalos aquellos que arruinaban él pais y eliminaban la competencia política, también se dejaba sin efecto las leyes y disposiciones franquistas. Pero el monarca anterior se coronaba amparado de la ley de sucesión de Franco de 1957 y no refrendaba este hecho en régimen de la constitución. Su padre, que todavía era más hijo de ….que él -observar currículo- se daba cuenta y vino a reclamar la corona amparado en la ley de sucesión borbónica, vigente porque a franco nunca le afectaba, de aquí lo echaron de malos modos pero este desgraciado tenía razón…
    Es tan largo mi alegato jurídico que voy a dejar éste para ustedes, así que busquen alguna persona honrada dentro de la judicatura para que los explique a los lectores, complementando tal información con el hecho de que la inviolabilidad se refiere a la figura del rey, no de la persona, o que los españoles ya teníamos una constitución superior a esta y muchas europeas en siglo XX. Gracias.

  2. A lo dicho en el artículo debo añadir que el artículo 168.1 de la C.E. especifica que las reformas en el Título II, relativo a la Corona, implicarían la disolución de las Cortes. En mi opinión, la humillación que el comportamiento de la Corona ha ocasionado a la sociedad española es tal, y la reparación tan necesaria, que un gobierno decente debe plantear esta reforma, y, si la defiende con valentía y dignidad, sin duda saldrá triunfador frente a una derecha que no puede defender el concepto de inviolabilidad tal como se redactó en 1978. Una sociedad moderna y democrática no puede estar a expensas del comportamiento de una persona blindada contra la justicia, sea rey o barrendero. Además, ya es hora de reformar la Constitución, y no solo por la inviolabilidad.

  3. Nos toman de coña, y dicen que España es una democracia. Un roba-gallinas se pudre en la cárcel; de un emérito del cual existen claros indicios que nos robó cientos de millones de euros, tenemos que tener benevolencia. Y la gente haciendo colas kilométricas para recibir algo de comer para ellos y sus hijos. Y le llaman democracia, ¡manda carajo!.

  4. «Contando con todos los escaños que apoyan al Gobierno, faltarían una quincena hasta conseguir los 210 necesarios»(sic)
    Usted mismo lo dice, sr. Sanz, por lo tanto y mientras el PsoE no deje de ser un partido esquizofrénico (*) los demócratas de verdad van a seguir rompiéndose los cuernos contra la Cons(Pros)titución del 78.
    (*) Con corazón republicano y estómago monárquico.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Salida de Francia de la OTAN

En el supuesto de ser reelegido Presidente en las Presidenciales de la primavera del 2022, Macron intentará catalizar el chauvinismo de los franceses restaurando...
00:17:19

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, en el ojo del huracán por sus comentarios racistas y su manifiesta negligencia

Asaltan restaurantes pistola en mano a plena luz del día y nunca se encuentra a los responsables. Matan por robar una bicicleta o un...

La Dama consejera y el tiempo

El día 12 de septiembre fue mi cumpleaños, cuarenta y cuatro años más mayor, un año más, o un año menos, según se quiera...

Denuncian el acta presuntamente falsificada que habría permitido a Llarena llegar al Supremo

La Asociación contra la Corrupción y en defensa Accción Pública (ACODAP) ha presentado ante el juzgado de guardia de Madrid una denuncia, a la que...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Salida de Francia de la OTAN

En el supuesto de ser reelegido Presidente en las Presidenciales de la primavera del 2022, Macron intentará catalizar el chauvinismo de los franceses restaurando...
00:17:19

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, en el ojo del huracán por sus comentarios racistas y su manifiesta negligencia

Asaltan restaurantes pistola en mano a plena luz del día y nunca se encuentra a los responsables. Matan por robar una bicicleta o un...

La Dama consejera y el tiempo

El día 12 de septiembre fue mi cumpleaños, cuarenta y cuatro años más mayor, un año más, o un año menos, según se quiera...

Denuncian el acta presuntamente falsificada que habría permitido a Llarena llegar al Supremo

La Asociación contra la Corrupción y en defensa Accción Pública (ACODAP) ha presentado ante el juzgado de guardia de Madrid una denuncia, a la que...