La orquestación de la fuga de Juan Carlos I es un craso error que pagarán con sangre quienes lo decidieron, quienes lo conocieron, quienes participaron, y cómo no, rascándonos el bolsillo, de nuevo, en resto de los españoles.

La huida del rey emérito ha sido diseñada de una manera parecida a como fue la de su abuelo Alfonso XIII, y parece también que por causas parecidas. Resumámoslo así: “Como ya tengo pasta suficiente en el extranjero, ahí os quedáis hasta que me llaméis, hincados de rodillas, que para eso os dejo al hereu”. En su caso, “el preparado”, era Franco.

Lógicamente, la Italia fascista no prestó oídos a las reclamaciones de la República Española de retorno de los personajes y sus bienes, ya que “el Duce” estaba ayudando en ese momento al “Caudillo”. Tiempos eran en que Alfonso XIII y Don Juan, los fugados, hablaban de una “Cruzada Cristiana” en España y convocaban misas en Roma a las que asistían los representantes del III Reich.

Pero pintaron bastos por la cosa de la Segunda Guerra Mundial, al equivocarse inicialmente de bando, pero también porque Franco decidió quedarse al mando de España, ya que, al fin y al cabo, era él el que la había conquistado.

La familia Real se refugió primero en Suiza y, al acabarse la pasta,  pasaron a Portugal, país perteneciente al bando Aliado, donde residió el aspirante al trono de España esperando a que el Dictador muriese en su cama, para reengancharse a un país en el que durante decenios, reconozcámoslo, la revista más vendida ha sido HOLA!.

El primer síntoma de que las cosas ya no son igual que entonces, lo tenemos en la Intervención de la Diputada alemana del Bundestag Zaklin Nastic (Die Linke) quien ha pedido que la justicia española actúe con imparcialidad y emita una euroorden de detención contra el rey Juan Carlos I.

«Ahora veremos si la justicia española es democrática y políticamente imparcial. Esperamos una euroorden de detención contra el antiguo rey, a fin de cuentas, también emitieron una contra Carles Puigdemont por un referéndum, cuando era el presidente electo», ha indicado claramente en un tuit.

Son, en este momento, nuestros propios aliados los que nos están reprochando que así no se deben hacer las cosas.

Como elefante en cacharreria, el Tribunal Supremo ha rechazado la adopción de medidas cautelares que había solicitado Òmnium Cultural contra el rey emérito. La sala ha argumentado que el sistema procesal no prevé la adopción de medidas cautelares respecto de quien no tiene la condición de investigado; es decir, que el Poder Judicial está, en no permitir esclarecer lo que ha pasado; y como siempre, al servicio de los que mandan.

Y no solo eso, tenemos un Gobierno que dice públicamente que no sabe dónde está Juan Carlos I, el ex-jefe del Estado, personaje que ha ido siempre por el mundo acompañado de séquito, asistentes, representante de la casa del rey, médicos, chóferes y guardaespaldas oficiales. El cachondeo internacional está servido. Piensan, y con razón, desde el Consejo de Ministros, que ya no nos viene de un ridículo más.

Añadámosle un elemento surrealista, para complicar el tema. Padre e hijo (por lo menos), en los días anteriores, y con la asistencia de al menos una ministra se reúnen y deciden que, el primero, el emérito, hará un “simpa”,  porque “solo” de la parte de la comisión del AVE de la Meca (más de 100.000.000), le tocan pagar más de 60 millones de euros a Hacienda (delito fiscal añadido). Y decide no pagar. El hijo, que es conocedor de la decisión, no solo lo permite, sino que impulsa todos los mecanismos del Estado para que sea posible salir de incógnito de España, servicios policiales y de inteligencia incluidos, quienes por ley, vienen obligados a conocer la actividad de todos ellos.

Pero la pregunta que, de verdad, nos debemos hacer es si la voluntariosa diputada alemana, además de pedirlo en las redes, ¿puede ella impulsar un procedimiento para la persecución del evadido y de quienes han sido sus cómplices?. Ella, o, por qué no, Òmnium Cultural.

Y aquí es donde el mundo sí ha cambiado realmente; los que han tomado y ejecutado la decisión del “toma el dinero y corre”, lo han hecho con la misma mentalidad que en 1936. El tema va a ser una fístula purulenta que va a acompañarnos, desgraciadamente, por décadas.

De inicio, hemos de diferenciar el sainete nacional, que en esto nadie de fuera se va a meter más que para reírse en nuestras barbas, y la segunda son los dineros, y sobre eso, ya no somos autárquicos.

Y es que España ha insultado la inteligencia de quien le acabamos de pedir miles de millones de euros porque no llegamos a fin de mes.

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. Pues yo digo que este gobierno está acabado
    En septiembre según dijo Abascal el presidente de VOX y diputado al Congreso que presentarían ina Moción de Censura contra el actual gobierno por lo que yo considero y estimó que Pablo Iglesias y Pp Unidad Podemos romperá el pacto de gobierno trayendo como consecuencias nuevas elecciones generales en enero de 2021

    • O sea, que la extrema derecha y con sólo presentar una moción de censura que sólo busca hacer ruido y hacerse publicidad gratuita, va a conseguir romper el pacto de gobierno y además, forzar elecciones para Reyes.
      Estaremos atentos a los milagros fascistas.

  2. Pues yo digo que este gobierno está acabado
    En septiembre según dijo Abascal el presidente de VOX y diputado al Congreso que presentarían ina Moción de Censura contra el actual gobierno por lo que yo considero y estimó que Pablo Iglesias y Unidas Podemos romperá el pacto de gobierno trayendo como consecuencias nuevas elecciones generales en enero de 2021

  3. Repe. Se nota que Vds. están acostumbrados a repetir sus mentiras muchas veces seguidas, que algo quedará, no..?

  4. Se repite. Como se nota que Vds. están acostumbrados a repetir muchas veces sus mentiras, consignas, bulos y calumnias. Siempre habrá alguien que no sepa que no por repetida, una mentira se convierte en verdad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre