Todos los aficionados al mundo del motor están de enhorabuena. Los rumores existentes ante una hipotética vuelta de Fernando Alonso a su competición fetiche, se convirtieron en realidad. El piloto asturiano volverá a Renault a partir de la temporada próxima, para intentar en la campaña 2022 volver a tocar el cielo con la escudería del rombo, como ya hizo en 2005 y 2006.

El asturiano ha probado suerte en otras disciplinas automovilísticas con mucho éxito, pero lo cierto es que el ‘gusanillo’ de la Fórmula 1 nunca había dejado de estar en su cabeza. A sus 39 años, anunció su regreso a Renault con la ilusión de un niño, puesto que el cambio de reglamentación de la competición propuesto por la FIA para la campaña 2022, hará que las fuerzas en todas las escuderías se igualen, primando más la calidad del pilotaje, y no tanto las especificaciones técnicas del monoplaza.

A la llegada de Fernando Alonso en 2021 a la escudería francesa, se unirá la brillante noticia del fichaje de Carlos Sainz Jr. por Ferrari. Dos noticias que volverán a movilizar a una gran masa social delante de sus televisores, rememorando aquellos años de ‘Magic’ Alonso donde se registraban cifras astronómicas.

Para que lleguen todas estas noticias, primero hay una temporada que acaba de comenzar que tendrá que ir cogiendo forma y determinar el campeón. Como viene siendo tónica habitual, y como así apuntan las apuestas deportivas de Fórmula 1, Lewis Hamilton parte con muchas opciones de volver a revalidar el título.

El piloto británico ha demostrado una superioridad incontestable en los últimos años a mandos de su Mercedes, y aunque parece que esta campaña la brecha entre escuderías punteras ha disminuido, el equipo alemán continúa estando varios pasos por delante de sus competidores.

Lo cierto es que si hay alguien puede disputar el campeonato a Hamilton y romper así su hegemonía, ese es su compañero de equipo Valtteri Bottas. Aunque la escudería de Toto Wolf tiene bien clara cual es la prioridad, y esta pasa por el británico, el primer Gran Premio en Austria ya otorgó la primera al piloto finés.

Después de muchos meses de espera obligada para los millones de aficionados al mundo del motor, el semáforo verde de la campaña 2020 de la Fórmula 1 es ya una realidad. Pese a no contar con Fernando Alonso aun, existen otros muchos alicientes que harán a miles de personas reengancharse al Gran Circo. Con ello aumentará su ferviente pasión con vistas al gran espectáculo que se avecina cuando Alonso se ponga a los mandos de su Renault, en una tercera etapa que espera que se asemeje a la primera. Años por todos recordados en los que el asturiano comenzó a labrar su leyenda en el automovilismo español.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre