martes, 16agosto, 2022
30.7 C
Seville

La Fiscalía suiza halla un «patrón» entre los viajes del rey emérito a los países árabes y su incremento patrimonial

Arabia Saudí, Dubai, Kuwait o Baréin se han convertido en destinos habituales para el monarca en los últimos años

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La conexión árabe se ha convertido en un gran problema para el rey emérito. La Fiscalía suiza cree haber encontrado un “patrón”, es decir, un comportamiento habitual entre los viajes oficiales que el monarca hizo a países como Arabia Saudí, Dubai, Kuwait o Baréin y los ingresos de dinero que le vinculan directamente con las cuentas del país, según publica el portal digital Nius.  

Informaciones de la Cadena Ser aseguran que para Juan Carlos I los países árabes siempre han sido una especie de refugio seguro, un paraíso donde relajarse lejos de la política española y donde poder hacer negocios sin estar sometido a los rigurosos controles fiscales. “Está completamente blindado. Los Emiratos Árabes le proporcionan intimidad y le dan seguridad. Como corresponde a una monarquía absoluta, no hay movimiento ni de prensa ni de nadie que se escape del control. Además, para el rey emérito, que ya no tiene asignación del Estado, le supone poco gasto, en lo que a estancia se refiere”.

La cadena de radio de Prisa considera que las monarquías del Golfo Pérsico son muy “proclives a los regalos ostentosos, que chocan con la cortesía occidental”. “Por una millonaria donación de otro país, de Arabia Saudí, que acabó supuestamente en la cuenta de Corinna Larsen el rey está siendo investigado. Y cabe recordar que otro de los regalos más polémicos que recibió el rey Juan Carlos llegó en grúa al Palacio de la Zarzuela en 2011. Dos Ferraris de alta gama valorados en más de 300.000 euros cada uno, que le regaló el jeque de Dubai y que en plena crisis económica el rey donó a Patrimonio Nacional, que a su vez los subastó, con alguna dificultad y una importante rebaja de precio. Además, por el nuevo código ético que aprobó Felipe VI en 2014, los miembros de la Familia Real no pueden aceptar este tipo de regalos por considerarlos excesivos y comprometedores”.

En Abu Dabi, sede del Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, es conocida la amistad del rey con el príncipe heredero, Mohamed bin Zayed, de 59 años. Es el que gobierna “de facto” el país, porque su hermano, el presidente Jalifa bin Zayed , está enfermo desde que sufrió un derrame cerebral hace unos años. El New York Times lo definió como “el hombre más poderoso del mundo árabe”. Él y su hermano Mansur bin Zayed, que ha sido su anfitrión en varias ocasiones, hicieron una invitación extensiva al rey Juan Carlos para que fuera cuando quisiera al campeonato de la Fórmula 1, en el circuito de Yas Marina. Invitación que el rey ha aprovechado en varias ocasiones.

Desde su abdicación ha ido en tres ocasiones. Y fue en noviembre de 2018 cuando el rey, de nuevo, se vio envuelto en otro momento polémico. Estando en la grada VIP del circuito coincidió con el príncipe heredero de Arabía Saudí, Mohamed bin Salmán, presunto autor intelectual del asesinato del periodista Khashoggi en el consulado de Arabía Saudí en Estambul.

Apuros para el rey emérito

Al parecer, los investigadores suizos han analizado los viajes que desde hace 20 años viene haciendo a la zona el rey emérito, en los cuales encontraron numerosos ingresos en cuentas del monarca con cantidades que superan el millón de euros y con una distancia temporal de un poco menos de diez días.

Hace menos de un mes, el rey emérito se volvía a librar de rendir cuentas ante la Justicia por una cuenta hallada en Andorra, porque había prescrito. En concreto, la investigación que se lleva a cabo en Suiza detalla que la cuenta vinculada al rey emérito en el banco andorrano Andbank estuvo abierta durante más de una década.

Ahora la la Fiscalía suiza está investigando “tres ingresos en efectivo que vinculan al rey emérito a Kuwait, donde viajó de forma oficial en 2010, 2011 y 2014”, informa el medio. Además, los investigadores han encontrado movimientos de dinero similares, pero en viajes a Baréin, Abu Dabi o Emiratos Árabes.

En los viajes del monarca a Baréin, la comisión rogatoria que fue enviada a España por parte del país helvético, ha confirmado que hubo un cobro de 1,9 millones de euros por parte de la Fundación Lucum, que era controlada por Juan Carlos I desde Panamá

Este lunes, socios del Gobierno de Pedro Sánchez como ERC, EH Bildu, Más País o Compromís han registrado de nuevo una propuesta para que el Congreso de los Diputados investigue al rey emérito y a “miembros de la Casa Real” por la supuesta “trama” de “ilegalidades e irregularidades” con Arabia Saudí.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído