El fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, ha pedido hoy lunes 10 años de prisión para el mayor Trapero por un delito de sedición -antes se pedía condena por delito de rebelión-, que habría cometido como «autoridad». Para la intendente Teresa Laplana se piden 4 años por el mismo delito.

De esta manera, la Fiscalía modifica en sus conclusiones la petición realizada previamente, ofreciendo además una condena alternativa, esta vez por delito de desobediencia, lo que implicaría la inhabilitación para Trapero, Laplana, César Puig y Pere Soler. En caso de aceptarse la condena de inhabilitación por delito de desobediencia, la fiscalía solicita un año y ocho meses para ejercer como policía o cargo público. Para Teresa Laplana la inhabilitación sería de un año.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre