La Fiscalía ha solicitado la retirada inmediata del cartel de vox de su campaña electoral, denunciado por el PSM, donde comparaba la supuesta financiación de los Menores Extranjeros No Acompañados con la de una mujer pensionista. La decisión se ha tomado, según informa ElConfidencial, «para proteger al colectivo».

El martes pasado se abrió una investigación por parte de la fiscalía para determinar si en el cartel se incurre en delito de odio.

El cartel fue usado anoche por la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio. Un hecho que podría no haber llevado a cabo de haber tomado la decisión la fiscalía un día antes.

La Fiscalía considera que el cartel contiene una imagen física perjuiciosa del menor como persona extranjera, violenta y delincuencial, al ser este el concepto incorporado con carácter general respecto a un individuo encapuchado, embozado y racializado». La decisión de la Fiscalía se toma al considerar a los menores no acompañados personas especialmente vulnerables, por lo que la decisión se toma para protegerlos ante la criminalización que están sufriendo.

Una medida que se toma mientras se analiza el asunto para ser juzgado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre