La Fiscalía Provincial de Madrid solicita un año y seis meses de prisión para Alejandro Pintó Sala, por propinar un puñetazo en la cara a la ex decana del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, (ICAM) Sonia Gumpert Melgosa, en el transcurso de las elecciones a nuevo decano, el pasado 13 de diciembre de 2017. Gumpert recibió un puñetazo en la cara por parte de su agresor que le provocó “contusión facial con edema infraorbitario”, por parte de Pintó Sala, según refleja el escrito de acusación.

El representante del Ministerio Público le imputa por ello un delito de atentado en concurso ideal con un delito leve de lesiones.

Según el fiscal el 13 de diciembre de 2017, mientras la agredida ostentaba el cargo de decana en funciones, y por lo tanto “ostentaba la responsabilidad y representación que tal cargo comporta”, sobre las 22:30 horas, Alejandro Pintó Sala, se aproximó a Gumpert cuando se encontraba en uno de los ascensores del hotel y le propinó un puñetazo en la cara. La Fiscalía advierte de que el acusado, que es abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, conocía en ese momento que la víctima todavía era decana en funciones del colegio de abogados.

El escrito de acusación recoge que en el momento de los hechos la perjudicada ostentaba el cargo de Decana del Colegio de Abogados de Madrid, y éste, de conformidad con el artículo 1 de la Ley 2 de 1974 es una “corporación de derecho público”, misma naturaleza que le atribuye el artículo 2.1 del Real Decreto 658-2001 de 22 de Junio por el que se aprueba el Estatuto General de la Abogacía Española.

El artículo 24 del Código Penal, atribuye la condición de autoridad a quien “como miembro de alguna corporación tenga mando” en la misma. Además, según el Estatuto General de la Abogacía Española, el Decano “ostenta representación legal” del Colegio, “las funciones de corrección” y “la presidencia de todos los órganos colegiados” Y entre esos órganos, destaca la Junta de Gobierno que, según el artículo 53, apartado I tiene encomendada, entre otras, el ejercicio de “las facultades disciplinarias respecto a los colegiados” y ello en el marco de una “ordenación de la actividad profesional” de los abogados que el artículo 4.1 h atribuye expresamente a los Colegio Profesionales.

La agresión se produjo en los ascensores del vestíbulo del hotel Novotel Madrid Center donde se celebró la jornada electoral. Ella se encontraba junto a los ascensores del vestíbulo principal del Hotel en compañía de José Ramón Antón, responsable de la Sección de Derechos Humanos del Colegio, y de Antonio Albanés Paniagua, miembro de la candidatura de Javier Íscar, a quien ella apoyaba, cuando se dio de bruces con Pintó. Éste iba acompañado de su hijo, que se llama como él, y de Germán Ruiz, subdirector general de ISDE, cuando Pinto se abalanzo sobre ella diciéndole “Te vas a enterar. Vamos a por ti. Vigílate, hija de puta. Estás muerta. Estás muerta”, y le dio un puñetazo en el pómulo derecho. Después, Gumpert se marchó a la Comisaría, donde denunció a Pintó ante la Policía por una supuesta agresión verbal y física, así como amenazas de muerte.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre