La Fiscalía del Tribunal Supremo ha presentado hoy su postura sobre las querellas presentadas por VOX, la Asociación de Abogados Cristianos, Hazte oir, y otras organizaciones como la Asociación Profesional de la Guardia Civil (JUCIL), el Colectivo Profesional de Policía Municipal de Madrid, el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España, la Confederación Estatal de Médicos Titulados Superiores, la Central Sindical Independiente de Funcionarios, la Central Unitaria de Traballadoras, la Asociación Terra Sos-Tenible, y diversos particulares contra el Gobierno por su gestión de la pandemia de COVID-19.

Son más de veinte las querellas presentadas contra el ejecutivo, y todas ellas, según el Fiscal Luis Navajas, deberían archivarse al no haber razones que permitan establecer la conexión entre las actuaciones u omisiones del Gobierno y los contagios de COVID-19 en el Estado.

Considera el Fiscal que la pandemia se trata de un hecho natural, algo extraordinario, que ha tenido consecuencias impredecibles. De hecho, señala Navajas que ni siquiera los querellantes podían haber propuesto o planteado medidas que hubieran podido contener la pandemia.

Por todas las razones que presenta la Fiscalía, se propone el archivo de los casos abiertos contra el ejecutivo, puesto que no es posible atribuir a los miembros del Ejecutivo los delitos de homicidio o lesiones que se les pretenden imputar.

Concretamente, en lo que a la querella presentada por Vox se refiere, el repaso que de ella hace el fiscal es contundente: ni se identifica a una sola víctima, ni se establece el nexo causal entre las acciones u omisiones del gobierno y los resultados. Señala que se trata de una querella de tipo «genérico», que no puede tomarse en cuenta.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre