La Fiscalía del Tribunal Supremo ha asumido la investigación sobre el papel del rey emérito, Juan Carlos de Borbón, por las posibles comisiones que podría haber cobrado por sus gestiones como intermediario ante la adjudicación de las obras del AVE a La Meca a un grupo de empresas españolas.

La Fiscalía Anticorrupción ha enviado a la Fiscalía del Tribunal Supremo las diligencias preprocesales que fueron abiertas a finales de 2018 para investigar un presunto delito de cohecho internacional en relación con las comisiones ilegales que pudieron haberse pagado al monarca.

Investigación de los hechos posteriores a la abdicación del rey

La Fiscalía ha informado a través de un comunicado de que la investigación abierta tratará de delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos acontecidos tras la abdicación del rey Juan Carlos en junio del año 2014, «momento en que dejó de estar protegido por la inviolabilidad que el artículo 56.3 de la Constitución española reconoce al Jefe del Estado». La investigación se centrará en la segunda fase de la construcción del «Ave» a La Meca, que cubría el trayecto entre Medina y La Meca.

Juan Ignacio Campos, al frente de la investigación

El responsable de llevar a cabo esta investigación es Juan Ignacio Campos, fiscal de Sala del Supremo especialista en delitos económicos, que fue designado a través de un decreto dictado por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, el pasado día 5 de junio.

Estará auxiliado por un equipo de tres fiscales del Tribunal Supremo, que asumirán «la innegable complejidad técnica de estas diligencias de investigación».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre