Mientras la comunidad científica implicada, políticos y agrupaciones ciudadanas, emplean sus fuerzas en debatir y argumentar aspectos medioambientales y sanitarios del inmenso problema de los “fosfoyesos de Fertiberia” en Huelva, la Asociación Mesa de la Ría, organización que lleva más de 15 años defendiendo los intereses de esta ciudad, trabaja en la única vía que no admite discusión y que zanja, de una vez por todas, las interminables líneas de debate que interesan a Fertiberia.

Sin embargo, aún está pendiente el cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Nacional contra Fertiberia, la empresa que fue propiedad del Grupo OHL (Villar Mir), el 27 de junio de 2007 y que no se ha ejecutado.

Según ha publicado el diario Huelva 24H, la asociación remitió un escrito a la Audiencia Nacional con fecha  09/12/2020. Lo mismo hicieron a los Defensores del Pueblo nacional y andaluz en sendos escritos de fecha 22/02/2021, al director general de Calidad Ambiental, y la Fiscalía General del Estado.

La Fiscalía observa claros indicios de verosimilitud en los requerimientos que esta organización exigió a la Audiencia y ha incoado expediente abriendo diligencias procesales con fecha 02/02/2021, según indica el siguiente escrito:

La Asociación Mesa de la Ría  trabaja para evitar que Fertiberia se salga con la suya y nos deje en la marisma, de manera absolutamente ilegal, más de 120 millones de Tm de residuos peligrosos, y es la que obliga a la empresa, sin más dilación ni subterfugios, a retirar los fosfoyesos. Simple y llanamente, debe cumplir con la mencionada sentencia del 2007.

La Asociación exige la ejecución de esa sentencia en todos sus términos y para ello no es necesario hacer consideraciones medioambientales, sanitarias o técnicas.

En España la ley nos protege y las sentencias se cumplen. Por eso, la Asociación pide a toda la comunidad involucrada en el asunto de los “fosfoyesos de Fertiberia”, en especial a las Administraciones con competencias, que cierren el debate estéril en el que la empresa les ha metido, con el principal fin de aplazar la solución y así, por hartazgo, lograr la cesión a su proyecto, y centren toda su atención y esfuerzos en la ejecución de dicha sentencia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre