Durante la declaración de uno de los agentes de la guardia civil que participó en el registro de la sede de Unipost en Terrassa el 19 de septiembre, éste explicó que al salir, los Mossos les ayudaron para que la comitiva pudiera salir por un camino alternativo.

Concretramente, el agente TIP H12669K relató cómo sucedieron los hechos. Contó que el camino por el que les llevaron los Mossos estaba lleno de obras, hecho un desastre. Lo describió como «ratonera», una palabra llamativa que no es habitual en el lenguaje coloquial.

Los que seguimos el juicio nos sorprendimos porque en la intervención posterior, de otro agente, el TIP S00885Q, volvió a referirse a la situación utilizando el mismo término «ratera». Dos veces, dos testigos diferentes.

Cabe señalar que entre los testigos no está permitido que se escuchen durante sus intervenciones ante la Sala Segunda, y que no está permitido tampoco que tengan comunicación entre ellos para que las pruebas no se contaminen (algo que resulta también anacrónico porque teniendo en cuenta que el video está siendo emitido en directo, resulta prácticamente imposible que los testigos no vean lo que otros están declarando, a no ser que se aíslen totalmente de los medios de comunicación y de las redes sociales).

Resultó sorprendente escuchar el mismo término, dicho por otro agente, para referirse a los hechos que tuvieron lugar al salir de la sede de Unipost el 19 de septiembre. Y con esto pensábamos que ya había sido suficiente.

Sin embargo, ayer, en redes, se pudo observar este pequeño detalle que llama todavía más la atención y que podría confirmar lo que Marina Roig, una de las abogadas de los acusados denunció ayer sobre el juicio: que el relato está articulado de manera organizada entre los testigos y la fiscalía.

Y es que, precisamente, en este instante que fue captado de la emisión en directo, puede verse cómo cuando el Fiscal pregunta al agente sobre los sucesos (al primer agente), éste describe la situación como una «ratonera» al tiempo que la fiscal Madrigal dice en el mismo instante la misma palabra.

Evidentemente, podría ser una casualidad: tanto el hecho de que los dos agentes elijan el mismo término para referirse a esa circunstancia, como el hecho de que la fiscal Madrigal también sepa lo que el testigo va a decir, puesto que es una palabra que ya ha empleado anteriormente durante su declaración. No obstante, es un detalle que puede ser interesante no pasar por alto.

4 Comentarios

  1. Todos sabemos que todo es una escenificación de la crucifixión del cristo ante el sanedrín. Los represaliados políticos están asistiendo al mismo teatro. El sanedrín salvara al ladrón para condenar el justo, los justos en este caso.La inteligencia catalana está en desventaja contra la brutalidad manifiesta y corrosiva mentira de la «justicia franquista». El complot de togas y testigos ja es más que evidente.

  2. Sucio y asqueroso contubernio fascista muy propio de la ciénaga SStafistan. No hay mas preguntas «Señoría…»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 9 =