Gobierno y agentes culminan con la firma del Acuerdo Social en Defensa del Empleo, la prórroga de los ERTE, que será aprobado mañana en el Consejo de Ministros.

Entre los principios de acuerdos a los que se llegó en la Mesa de Diálogo Social, es extender los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo más allá del estado de alarma, hasta el 30 de junio, y se acordaron bonificaciones para fomentar la vuelta a la actividad productiva de las empresas, así como prohibir repartir dividendos a las empresas que se beneficien de esta medida.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha presidido la firma del Acuerdo Social en Defensa del Empleo, a la que han asistido el vicepresidente y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias; la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo y los presidentes de la CEOE y CEPYME, Antonio Garamendi  y Gerardo Cuerva.

Otras de las medidas a las que se llegó a un acuerdo, es la prohibición acogerse a los ERTE o a cualquier ayuda, a las empresas que tengan su sede social en un paraíso fiscal. 

También se acordó bonificar a las empresas que saquen gradualmente a sus trabajadores de los ERTES, mientras retoman la actividad en las diferentes fases de la desescalada. Entre ellas se contempla que las empresas de menos de 50 trabajadores y que retomen su actividad, tendrán una exención del 85% de las cotizaciones de sus empleados durante el mes de mayo, y un 70% en junio.

Para las empresas mayores de 50 trabajadores, los porcentajes serán del 60% para mayo y el 45% para junio.

Exención de las cotizaciones a la Seguridad Social

El texto contempla distintas bonificaciones para fomentar la vuelta a la actividad productiva de las empresas que no estén sometidas a restricciones por órdenes del Gobierno.

La regulación que se dio a mediados de marzo a los ERTE por fuerza mayor derivados del COVID-19 establece una exoneración de cotizaciones del 75% para las empresas que a 29 de febrero de este año tuvieran más de 50 trabajadores en alta en la Seguridad Social y del 100% para las que tuvieran menos de 50 trabajadores.

UGT reclaam un plan que reactive el empleo y la economía

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez

Para el secretario General de UGT, Pepe Álvarez «viene a dar continuidad al anterior que firmamos al inicio de la crisis». La situación de pandemia no ha terminado. Por tanto, este acuerdo va a permitir que los 4 millones de trabajadoras y trabajadores que están en un ERTE ahora puedan continuar en la misma situación, en las mismas condiciones; a la vez que si esto no acaba en junio, podamos hacer una nueva negociación que nos permita que aquellos sectores y trabajadores/as que están en un ERTE puedan continuar el tiempo necesario hasta que finalice la pandemia». 

Pero, además, el secretario general de UGT ha considerado fundamental que «el Gobierno implemente un plan de empleo que reactive el consumo interno, que nos permita no solo la incorporación antes de las personas trabajadoras en ERTE, sino la creación de nuevos puestos de trabajo. Y eso pasa por incentivar aquellos productos de primera necesidad, que se producen en nuestro país, y que son los que nos van a permitir ver la luz al final del túnel». 

Unai Sordo: “Hoy presentamos un acuerdo y una actitud, de colaboración y corresponsabilidad”

Un acuerdo que, como ha manifestado el secretario general de CCOO, Unai Sordo, “no ha sido fácil” pero en el que “las organizaciones empresariales, los sindicatos y el gobierno hemos cedido parte de nuestras reivindicaciones y hemos estado a la altura de lo que nos exige la situación de nuestro país”. “Además de un acuerdo importante, ha subrayado Sordo, presentamos una actitud, la de la colaboración y la corresponsabilidad”.

Para CCOO, la regulación especial de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo “ha salvado, en estos dos meses de paralización intensa de la economía, cientos de miles de puestos de trabajo en España”.

Ahora, señala Sordo, “entramos en una fase de recuperación paulatina de la actividad económica y laboral, que exige adaptar esta herramienta para facilitar la incorporación escalonada de trabajadoras y trabajadores a sus puestos de trabajo”. El objetivo de este acuerdo, prosigue el secretario general de CCOO, es “hacer esto en un contexto de incertidumbre, manteniendo la prioridad del cuidado de la salud y evitando el rebrote de la pandemia, sin perder puestos de trabajo ni empresas”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre