La Federación de Caza exige una rectificación por un tuit de la Policía Nacional donde advierte del abandono de galgos cuando finaliza la temporada.

Por su parte, la Policía Nacional confirma que no va a rectificar : “Sólo mencionamos el abandono de algunos perros cuando finaliza la caza”.

Piel muy fina demuestra tener la Federación de Caza al ofenderse por este mensaje en el que de nada se acusa a los cazadores.

En una información publicada por La Celosía se explica que La Federación de Caza hace el ridículo en un reciente comunicado en el que ha exigido formalmente al director general del Cuerpo Nacional de Policía, Francisco Pardo Piqueras, la rectificación inmediata de los comentarios publicados por la Policía el pasado 1 de febrero en sus perfiles oficiales de  Twitter y Facebook, en los que se podía leer: “El 1 de febrero coincide con el fin del período de caza, momento decisivo para algunos de estos perros que en muchos casos se traduce en abandono o, peor aún, en sacrificio”.

Abandono

De hecho, otras plataformas y entidades, como la de “No a la caza” alertan año tras año de este abandono de los perros de caza al final de cada temporada.

“La caza es un negocio y los perros que ya no sirven a los cazadores se desechan. Las leyes deben cambiar. No podemos seguir consintiendo que se ahorquen o se tire a pozos a perros, o se los abandone impunemente en el siglo XXI en un país supuestamente desarrollado”, dice David Rubio, de la Plataforma No a la Caza.

Por su parte, la Policía confirma que “No vamos a hacer ninguna rectificación porque nosotros sólo hemos mencionado en las redes sociales el abandono de algunos perros coincidiendo con el fin del periodo de caza pero sin acusar directamente a los cazadores”, señala un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía a La Celosía. “También emitimos alertas sobre el abandono de animales que se produce en navidades, reyes, semana santa y vacaciones”, subraya.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorWilly Toledo contra la secta del monstruo del espagueti volador
Artículo siguiente«El IRPH me ha costado muchas noches sin dormir y ganas de morirme»
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre