Comienza una semana calentita en la política española. Mientras se espera que esta semana Puigdemont cierre la fecha de la celebración del referéndum anticonstitucional de Cataluña, Cifuentes se prepara con uñas y dientes para una moción de censura de Podemos que no va prosperar. Sin embargo, el tono acusador y duro de Ciudadanos con la presidenta de Madrid preocupa a los populares por el desgaste que supone ante la opinión pública.

Por su parte, la Generalitat tiene a punto un milimetrado programa de actos para anunciar la fecha y la pregunta del referéndum y dar brillo a sus protagonistas, comenzando por Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras. La comunicación formal será previsiblemente a finales de esta semana, entre jueves y viernes. Esto no implica, sin embargo, que el anunciado choque de trenes sea tan inminente. Lo que hará el Govern será anunciará la fecha —nada es seguro pero el 1 de octubre está marcado en todos los calendarios de la Generalitat— y la pregunta de la papeleta.

Por su parte, Pedro Sánchez avanza en su posición firme como ganador de ls Primarias hacia el Congreso Federal del PSOE. Por el momento, pretende que el portavoz de su Ejecutiva sea el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Las dos personas de la máxima confianza con las que Sánchez contará para dirigir el partido y el grupo parlamentario serán la asturiana Adriana Lastra y el valenciano José Luis Ábalos. Lo que no está claro es quién irá a la calle Ferraz y quién a la Carrera de San Jerónimo.

La primera semana tras ganar las primarias, el secretario general tenía decidido que Ábalos fuera su nuevo secretario de Organización y Lastra, su portavoz en el Congreso. El 24 de mayo, Sánchez anunció el nombramiento provisional de Ábalos como portavoz parlamentario.

Mientras Pedro Sánchez y Susana Díez se vigilan muy de cerca.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre