La Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) han propuesto a la Secretaria de Estado de Comunicación un sistema minoritario de periodistas para preguntar en las ruedas de prensa que se dan desde Moncloa con motivo de la crisis del coronavirus.

Muchos periodistas y medios, especialmente los que no están apoyados por grandes cadenas mediáticas, los locales y los regionales, no están conformes con la propuesta de la FAPE y la APM, después de que estas asociaciones se hicieran eco y apoyaran el manifiesto firmado ya por más de 300 periodistas, frente a los 10.000 que hay en España, para criticar el sistema que utiliza -en tiempos de pandemia- Moncloa para seleccionar las preguntas que que mandan los periodistas a través de un WhatsApp.

Por su parte, la Secretaría de Estado de Comunicación, que tiene al frente al periodista Miguel Ángel Oliver, ha ofrecido a las asociaciones de la prensa buscar un sistema para solucionar esta situación. La respuesta no se ha hecho esperar por parte de la FAPE y de la APM.

Sólo los periodistas acreditados en Moncloa tendrán acceso a preguntar en directo por videoconferencia, según esta propuesta de las asociaciones profesionales.

Propuesta de la FAPE y la APM para organizar las preguntas de los periodistas a Moncloa durante la crisis del coronavirus:

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) trasladaron esta tarde a la Secretaría de Estado de Comunicación una propuesta conjunta para tratar de mejorar el resultado de las ruedas de prensa en La Moncloa durante el estado de alarma, que no contempla la participación presencial de los periodistas.

Dicha propuesta, consensuada con diversas asociaciones y colectivos profesionales, se produce después de que el presidente de la APM, Juan Caño, enviase una carta al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, texto que él mismo respondió en la tarde de hoy con un comunicado público.

La propuesta de las asociaciones, esbozada ya en la carta original, consiste en mantener el sistema actual, es decir, en un chat de telefonía móvil con presencia de todos los medios, pero añadiendo la participación en directo, mediante videoconferencia, de un grupo de periodistas de entre los profesionales acreditados de forma permanente en La Moncloa, además de los que considere añadir la Secretaría de Estado de Comunicación.

Ellos mismos tienen capacidad sobrada para gestionar cada día quiénes van a intervenir en cada rueda y qué preguntas trasladan, tanto de sus compañeros como de sus propios medios. Damos por hecho que con su profesionalidad y sentido común sabrán garantizar que las ruedas de prensa mantengan cierta agilidad. Esta fórmula mixta es viable técnicamente y garantiza que tanto los periodistas habituales de La Moncloa como el resto de los medios se sientan representados en un momento de máximo interés informativo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre