domingo, 19septiembre, 2021
18.4 C
Seville

La familia es la familia, de Borbón a Borbón

El significado de los silencios de Felipe VI comienza a marcar la identidad de su reinado una vez que sus palabras apenas cubren lugares comunes y sus hechos evidencian la protección a su antecesor bajo el manto de la Constitución

- Publicidad -

análisis

Javier Maroto, el político que se traicionó a sí mismo

Javier Maroto (senador popular puesto a dedo por el presidente Castilla y León por imposición de Pablo Casado), aunque es y se siente vitoriano,...

Pedro Sánchez: en sus manos, ¡qué canalla es la política!

España tiene un problema con Pedro Sánchez, un serio problema que sólo se solucionará cuando él, que no el PSOE, deje la Presidencia del...

La mafia contra la academia

El ataque a profesores, publicaciones, libros y en general la academia tiene que ver con un enfoque característico de fascismo que consiste en instalar...

Sostiene Verstrynge

Mark Twain, entre otros escritores, filósofos, poetas y pensadores en general, es una gran despensa para los articulistas porque de él, de sus muchos...
- Publicidad-

Esta vez no ha apelado a la ley como hizo su padre hace casi una década cuando subrayó una obviedad, la de que todos somos iguales ante ella, que el paso de los años ha demostrado sencillamente que no es cierta. Ha preferido hablar de ética, algo más etéreo y menos fiscalizable, por si el peso de los hechos cae a plomo sobre las siempre entrañables palabras navideñas de los buenos propósitos del monarca y el compromiso de lo afirmado se disipan como aquellas distópicas lágrimas sobre la lluvia.

En el discurso más importante de su mandato como jefe del Estado desde su entronización en 2014, Felipe VI ha vuelto a dejar escapar una oportunidad de oro para conectar sin ambages con el pueblo español. Y eso que en la crisis de la pandemia no hay nada que reprocharle al demostrar compromiso, empatía y cercanía con los ciudadanos. Pero definitivamente ha preferido optar por anteponer la familia a sus obligaciones éticas contra cualquier tipo de abusos con la legalidad vigente. Porque aunque pueda parecer que deja a su suerte a su antecesor bajo el manto protector de la Constitución y la inviolabilidad que se le concede a su figura, en realidad está dejando entrever que la familia es la familia y que un Borbón no puede dejar así como así a otro Borbón porque va en ello la viabilidad y existencia de la propia sucesión dinástica avalada por la Carta Magna que todos los españoles rubricaron en 1978.

Un Borbón no puede dejar así como así a otro Borbón porque va en ello la viabilidad y existencia de la propia sucesión dinástica avalada por la Carta Magna

En un mensaje de algo menos de 1.700 palabras y unos 12 minutos de duración, apenas ha dedicado un párrafo y 40 segundos, 87 palabras para ser exactos, para referirse al tema que toda la ciudadanía española estaba esperando: los presuntos tejemanejes del actual rey emérito, su padre. Y además habrá que interpretar su posición en este espinoso asunto mucho más por lo no dicho, ni siquiera veladamente, al respecto que por sus escuetas palabras referidas a unos “principios morales y éticos” que a todos los ciudadanos se les presupone de entrada.

El significado de los clamorosos mutis de Felipe VI en asuntos clave para el Estado español comienza a marcar la identidad de este reinado una vez que sus palabras apenas cubren lugares comunes y sus hechos respecto a las andanzas legales de su progenitor evidencian la protección a su antecesor bajo el manto de la Constitución, que mantiene la inviolabilidad de la figura del rey. El punto 3 del artículo 56 así nos lo recuerda: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”.

El jefe del Estado tiene en la propia Constitución a la que apela continuamente su propia piedra de toque, una vez que más que probablemente las investigaciones judiciales sobre las presuntas corruptelas de su padre queden en nada más pronto que tarde y también que la mayoría del Congreso de los Diputados rechaza una y otra vez cualquier tipo de investigación al respecto. Pero, sin duda alguna, este lamentable episodio protagonizado por el rey emérito habrá manchado ya para siempre esos “principios morales y éticos” que el actual monarca ha enarbolado en su mensaje navideño más trascendental para deslindar su gestión de la que mantuvo en el trono y posteriormente como rey emérito su progenitor y predecesor. De Borbón a Borbón, la familia es la familia.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

3 Comentarios

  1. No quiero abrir heridas sino todo lo contrario: yo no sé si Uds serán de esos españoles que no pueden perdonar a Franco porque les mató a algún familiar. Yo les entiendo, recuerdo las palabras de mi párroco una vez en misa. Sin decirnos quienes se lo decían, dijo una vez:
    «Hay gente que me ha dicho: Padre, pero es que no puedo perdonar.
    Les dije: Vale hijo mío. ¿Pero tu quieres perdonar? Porque más hace el que quiere que el que puede»

    ¿Por qué les escribo esto?¿Por fastidiar? En absoluto. Les incluyo un enlace a una noticia que dio este mismo periódico. Felipe González colaboró con el franquismo asegurando a sus representantes que el PSOE no haría grandes cambios en el régimen cuando llegara la democracia.
    O sea, que no sólo la derecha, la izquierda española también colaboró con Franco y el régimen que tenemos ahora es el resultado de esa colaboración. ¿Nos vamos a poner a maldecir al PSOE y a los demás partidos que de una forma u otra han pactado con el PSOE? Eso sería lo más coherente, pero entonces no sólo nos cargaríamos la Constitución y la monarquía. Nos cargaríamos la democracia española, porque si ningún partido político español se merece que les voten, sin partidos políticos no hay democracia.

    https://diario16.com/los-contactos-de-felipe-gonzalez-y-los-servicios-secretos-del-franquismo/

    Aparte de todo esto, si se demuestra que el Rey ha cometido delitos, que sepan que la Constitución no dice que debe quedar impune. Hay un apartado que dice que el Parlamento puede iniciar un procedimiento que podría acabar por llevar al Rey a la cárcel. No es exactamente lo mismo que pasa en EEUU con el «Impeachment», pero que sepan que el Rey no es intocable.

  2. no hay que olvidarse que Felipe tambien se beneficiaba de las mordidas de Juan Carlos, y que aunque el renuncio a su parte del dinero escondido a titulo de herencia, este dinero se le va para su hija y mujer. Es decir, todo queda en la familia impuesta por Franco.

  3. ¿Por qué hay gente que odia tanto a nuestro rey? Después de su discurso de fin de año, que a mi no me pareció nada especial, he oído 2 tipos de opiniones extremas: que el discurso se lo había escrito el gobierno, y que el discurso se lo había escrito la oposición.
    Pues no me creo ni una cosa ni otra. Nuestro rey es demasiado profesional para prestarse a esos manejos. Nuestro rey nos representa a todos los españoles, incluso a los que le odian. Representa a los de derechas, los de izquierdas, y los que no tienen ideas políticas. Eso es algo que es casi imposible que lo haga un político profesional, que representa a los que le votaron.
    Lo bueno de la monarquía es que es un instrumento de moderación. Algo muy necesario en estos tiempos de odios radicales. Otros países no tienen la suerte de tener un rey. Valoremos lo que tenemos, porque si echan al rey, lo que va a venir luego no va a ser un jefe de Estado moderado.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Punto y coma

Un punto y coma es un signo de puntuación. Indica una pausa mayor que la marcada por la coma y menor que la señalada...

Mis pubs de los domingos

Llevo unos días melancólica, debe ser que los cuarenta y cuatro están asomando la cabeza por la puerta. Hoy estaba echando un vistazo a...

La agenda

¡Será posible que no encuentre la agenda que necesito! Cuantas veces hemos oído esta frase en el trabajo, en la puerta del colegio esperando...

Ninguna de las potencias mundiales cumple el Acuerdo de París: estamos en código rojo

En el año 2015 las principales potencias mundiales sellaron el Acuerdo de París con el compromiso de tomar medidas que frenasen el cambio climático,...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Punto y coma

Un punto y coma es un signo de puntuación. Indica una pausa mayor que la marcada por la coma y menor que la señalada...

Mis pubs de los domingos

Llevo unos días melancólica, debe ser que los cuarenta y cuatro están asomando la cabeza por la puerta. Hoy estaba echando un vistazo a...

La agenda

¡Será posible que no encuentre la agenda que necesito! Cuantas veces hemos oído esta frase en el trabajo, en la puerta del colegio esperando...

Ninguna de las potencias mundiales cumple el Acuerdo de París: estamos en código rojo

En el año 2015 las principales potencias mundiales sellaron el Acuerdo de París con el compromiso de tomar medidas que frenasen el cambio climático,...