Presentación del informe sobre la evolución de indicadores de buen gobierno en las em-presas del Ibex 35.

CCOO ha presentado un informe en el que se analizan las buenas prácticas de las empresas del Ibex 35 en el ámbito de la cobertura sindical, brecha salarial y de género; así como de la retribución fiscal. El resultado evidencia que a pesar de la ley 11 del 2018 que obliga a las empresas a facilitar todos los datos referentes a estas cuestiones, las empresas siguen mostrando una opacidad que dificulta un análisis claro de la situación. Pero si a algo ha afectado esta ley de transparencia ha sido a los sueldos que dependen de los accionistas. “Los sueldos que están más sujetos a trasparencia han visto una reducción de la retribución media mientras que hay un incremento del 11% en las retribuciones de los más altos directivos”, revela el secretario de Políticas Públicas Carlos Bravo. 

La brecha salarial entre los altos cargos y el resto de la plantilla sigue siendo astronómica. Como ejemplo: el primer ejecutivo de Inditex cobra 482 veces más que la media del resto de la plantilla. “La recomendaciones internacionales establecen unos baremos ideales que estarían entre las 12, 15 o 20 veces”, explica Bravo. Como extremo nos encontramos con la empresa Aena en la que el primer ejecutivo cobra 2,8 veces más que la media del resto de la plantilla. Los datos reflejan una clara diferencia entre las empresas privadas y las   empresas con mayor o menor participación pública en la que los directivos obtienen unos salarios mucho menores.

Explotación laboral

Uno de los principales indicadores que revela este informe es la cobertura sindical que tienen los trabajadores de las empresas del Ibex35. El resultado revela que el 76,5%, es decir: uno de cada cuatro trabajadores no está protegido por la negociación colectiva. En España la situación mejora claramente, ya que la cifra asciende hasta el 90,1% de personas que tienen esta cobertura, indispensable para garantizar sus derechos laborales.

En materia de género el informe revela un ascenso  pequeño, e incluso “irritante”, para los especialistas que lo han elaborado. A pesar de que la ley de igualdad establece que el 40% de los puestos de trabajo deben ser ocupados por el género menos representado, la realidad es que el 23,8% de las consejeras de administración son mujeres. Y en el personal de alta dirección, compuesto por un total de 440 personas, solo alcanzan el 16,1%. En el aspecto salarial también se evidencia una brecha que hay que superar, ya que los hombres cobran una media de 46.000 euros mientras que las mujeres cobran 39.000 euros.

Contribuciones inflamadas

Una de las costumbres que tienen las empresas del Ibex 35 es la de incluir las contribuciones de sus trabajadores y clientes lo que da como resultado unas cifras de contribución que no se corresponden con la realidad. En el caso de España estas empresas han declarado como contribución 33.815 millones de euros, pero la realidad es que han sido 10.969 millones.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre