La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso , gobierna, como pasa con el Ejecutivo español, con los Presupuestos autonómicos prorrogados de 2018 aprobados por Cristina Cifuentes el 27 de diciembre de 2017. Esta mañana la portavoz de la extrema derecha madrileña de VOX, Rocío Monasterio, ha endurecido su apoyo a las cuentas regionales, con el cierre de Telemadrid y, por tanto, el despido de 117 empleados públicos.

Si la presidenta madrileña quiere aprobar los Presupuestos tendrán que cumplir entre otros puntos reiterativos, “como reducción del gasto político o la bajada de impuestos”.

Los Presupuestos dependen de la extrema derecha

Los Presupuestos dependen de los votos de Vox. Para obtener los votos de Vox tendrán que cumplir con el programa que exige Vox y los puntos del acuerdo del pacto de investidura. Ahora tienen que elegir entre los partidos de la oposición con quien quieren ir”, ha exigido Monasterio, portavoz de la ultraderecha en la Asamblea de Madrid en una entrevista con ‘Globo FM’.

Encarecimiento de los votos ultras

Monasterio ha sido reiterativa y amenaza otra vez con no apoyar a Ayuso si no reduce “el gasto político”, a pesar de pedir una “reducción de impuestos”, se ha contradicho a sí misma y ha exigido “recursos para Sanidad, Educación y Dependencia”.

¿Y como se ingresa menos y se gasta más?

“¿De verdad en todo el presupuesto no hay ningún gasto del que podamos prescindir los madrileños? ¿Pueden ustedes mirar a la cara a quienes están en las colas del hambre y decirles que no se puede eliminar gasto superfluo?”, se preguntó la diputada ultra de VOX en su discurso populista.

¿Y qué gastos quiere eliminar? Cerrar Telemadrid

La portavoz de la extrema derecha quiere cerrar Telemadrid y reducir el empleo público en la comunidad, provocando más paro.

Gastos de promoción del Gobierno (34 millones de euros, “la mitad del presupuesto del hospital Isabel Zendal”), 75 millones de Telemadrid (“otro hospital”), o el aumento de personal que conllevó la creación de nuevas consejerías (117 nuevos puestos con un coste de 8 millones de euros), entre otros.

El vicepresidente Aguado a pesar de estas diatribas de Monasterio, quiere ir más allá y sondea aprobar los presupuestos con el apoyo “de todas las fuerzas políticas”, con la excusa de la pandemia de la Covid-19.

“Quiero pedir un esfuerzo mayor si cabe a la oposición y que intentemos conseguir el voto más amplio posible para respaldar los Presupuestos, que seguramente sean los más importantes en décadas en la Comunidad”, ha afirmado en sus múltiples apariciones públicas.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. ¿Que hay detras?
    Muy facil:
    1 Hoy cierro TeleMadrid,despido a los trabajadores,sobre todo a los no borregos,.
    2 Dentro de 3 meses abro nuevamente TeleMadrid y lo lleno de militantes y simpatizantes de VOx.
    Eso es lo que hay detras de esa farsa.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre