Se ha producido el primer cese a un mando del Ejército por haber cedido las instalaciones de La Hípica de Logroño a la formación de ultra derecha Vox.

El teniente coronel Gustavo Adolfo Martínez Benito ha sido cesado y la decisión fue publicada el pasado viernes en el Boletín Oficial del Estado. La causa de su cese ha sido la violación de la neutralidad política que han de tener las Fuerzas Armadas.

Según la Ley que rige la Carrera Militar (2007), los destinos de libre designación pueden ser revocados de la misma manera, como es el caso de Martínez Benito. El teniente coronel ha quedado en servicio activo y ahora se encuentra pendiente de destino. Asumió su cargo en el mes de julio de 2019 y ha estado al frente de la responsabilidad en La Hípica durante un total de siete meses.

El cese se ha producido después de que el pasado 25 de enero tuviera lugar un almuerzo de afiliados y simpatizantes de Vox en las instalaciones de La Hípica de Logroño. Al reservar el lugar para realizar el evento, fuentes militares apuntan al hecho de que en ningún momento se hizo la solicitud explicitando que el encuentro sería de militantes y simpatizantes de una formación política. Precisamente esta podría ser la razón por la que se ha producido un «cese de confianza» en el mando que ha sido cesado.

 

2 Comentarios

  1. La ministra se baja las bragas ante delincuentes condenados y terroristas pero a quien cumple la ley le echa los perros., teniendo en cuenta que se han hecho comidas de otros partidos y no ha pasado nada.

  2. Señor Vigon. Las FAS deben ser neutrales porque asi lo dicta a Constitucion. Sino está de acuerdo… Aunque tratándose de quien se trata.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre