El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha recopilado los datos del volumen de compra de los hogares españoles durante el pasado mes de marzo que muestran una mayor presencia de productos como las carnes, las hortalizas, las legumbres, el arroz o los lácteos en la cesta de la compra de los españoles durante el pasado mes de marzo, con un incremento general del 15,4 % con respecto a marzo de 2019. Un cambio en los hábitos de compra motivado por el estado de alarma declarado a mitad del mes marzo, a raíz de la pandemia mundial provocada por el virus Covid-19 y al efecto directo que tiene en la población permanecer confinada en sus hogares.

Así, en el sector cárnico se constata un crecimiento del 16,3 %, con un volumen de compra de 214.014.750 kilos en marzo de este año, frente a los 184.065.390 kg de marzo de 2019.

Destaca la subida en la carne de vacuno (20,9 %), al igual que en las carnes frescas de pollo y cerdo, con variaciones del 16,9 % y 18,6 % respectivamente. Desciende, sin embargo, la venta de carnes de ovino/caprino y conejo con caídas del 4,9 % y 2,4 % respectivamente.

Las hortalizas frescas y patatas también incrementan en líneas generales su volumen en los hogares con una variación del 18,6 %, al ascender a 362.189.500 kg el volumen en marzo de 2020, frente a los 305.376.060 kg en marzo de 2019.

El alza es superior al 20 % en algunos tipos como cebollas (23,7 %), lechuga/escarola o endivia (35,5 %) o los pimientos +21,8 %). Crecen de forma destacada las judías verdes (13,4 %), las coles (18,7 %) o los tomates con un incremento del 11,6 % en positivo.

En el caso de las frutas, aumentan un 8,8 % en volumen, un crecimiento por debajo de la media total. El aumento en la demanda de frutas se produce en algunos tipos, con incremento de naranjas (10,4 %), mandarinas (19,6 %) y limones (27,3 %). También se aprecian crecimientos en manzanas (12,0 %) y peras con un aumento de volumen del 11,0 %. Decrece, sin embargo la demanda de fresas/fresones, sandía y uvas.

En la alimentación básica también se aprecian incrementos para algunas categorías como las legumbres, cuya demanda crece en un 61,1 %, con un total de 23.108.540 kg en marzo de este año, frente a los 14.342.210 kg de marzo de 2019 o el arroz que llega a los 24.048.090 kg en marzo 2020 frente a los 15.846.400 kg de 2019, lo que supone un incremento del 51,9 %.

También la compra de huevos sube en un 21,5 %; el pan en una proporción del 8,8 % o el azúcar con una variación con respecto a marzo de 2019 del 37,0 %. Es igualmente notable el aumento de la demanda de leche líquida y derivados lácteos con un incremento del 15,1 %, derivado de la diferencia entre los 498.112.240 litros/kg en marzo 2020 y los 432.734.470 litros/kg en marzo del pasado año.

No resulta casual que fueran precisamente esos productos básicos que más aumentaron el consumo los que sufrieron un mayor incremento de los precios en los supermercados, según los datos del IPC.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reconoce en su análisis mensual de la inflación que el mes de abril ha sido atípico, ya que no se ha podido evaluar gran parte de los productos de la cesta de la compra por no estar disponibles para venta. Los que lo estaban, muchos de ellos básicos, han sufrido un considerable aumento de precios en un contexto de empobrecimiento repentino de las familias. Las legumbres y hortalizas frescas han subido en más de un 10%, siendo la base fundamental de nuestra alimentación. Y esto se da mientras muchos hogares han pasado todo abril sin recibir ningún ingreso por haber pasado al sistema de prestaciones por desempleo o ERTE y no haber sido tramitadas a tiempo.

El INE elaboró una cesta específica de productos y servicios relacionados con el consumo durante el confinamiento. Entre ellos la mayoría alimentos, tuvieron subidas de más del 2 y el 3%, como patatas, pescados y mariscos, o productos envasados como pizzas y zumos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre