La España responsable dice “sí” al segundo estado de alarma por Covid

A pesar del intenso debate que ha provocado el nuevo Decreto la razón impera y la lucha contra el Covid se convierte al fin

0

A pesar de los intensos debates,  dentro y fuera de las instituciones,  por parte de las diferentes formaciones políticas que tienen representación en el Congreso;  a pesar de los insultos desmedidos y desproporcionados proferidos por los líderes de la derecha al Ejecutivo de Sánchez;  a pesar de los desafortunados comentarios que desde el Partido Popular de Casado y,  qué decir,  de la ultraderecha de Vox, la España responsable dice “sí” al segundo estado de alarma por Covid.

Así, el decreto de estado de alarma con fecha límite 9 de mayo, con revisión en marzo,    ha sido ratificado en el Congreso de los diputados este martes con una amplia mayoría. Sánchez comparecerá cada dos meses en el Congreso.

Aunque desde Vox insisten en tildar de “ilegítimo” el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, algo incompresible al representar entre ambos una mayoría con capacidad de diálogo y que alcanza acuerdos relevantes para gobernar España,  y así  luchar contra la pandemia y sus consecuencias sanitarias y económicas, la mayoría de los representantes de los Españoles en la Cámara Baja ejercen con responsabilidad la confianza que en ellos han depositado los ciudadanos españoles y apoyan, aunque con matices, las nuevas medidas que conlleva el nuevo decreto de estado de alarma.

Casado no se queda atrás en el espectáculo de la derecha en el Congreso y,  aunque no se han atrevido los populares a votar en contra del estado de alarma y se han abstenido, no han perdido la ocasión, y sin que estuviera programado, el líder de la formación intervino en el debate para verter duras acusaciones al Ejecutivo y sus medidas para proteger a los ciudadanos del avance de la pandemia.

La derecha española, y lo ha demostrado en numerosas ocasiones, tiene como prioridad desgastar un gobierno progresista y no la lucha contra la pandemia y sus consecuencias resultando su discurso hasta ridículo ante la mayor calamidad que sufre este país en décadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre