lunes, 2agosto, 2021
30.4 C
Seville

La escuela de hoy: el mundo de hoy

Francis López Guerrero
Profesor de lengua y literatura.
- Publicidad -

análisis

Zapata y Peleteiro dejan en ridículo la xenofobia de la ultraderecha

La madre de Ray Zapata, el flamante medallista en gimnasia artística, tuvo que salir de República Dominicana, con sus tres hijos a cuestas, en...

Los Koala, un grupo salvaje especialmente violento

Detenido en Medina de Pomar, Burgos, otro implicado en la brutal paliza a un joven de Amorebieta. Se trata de un chico de 18...

Moncloa apuesta por la co-gobernanza con las autonomías para enfocar la recuperación tras la pandemia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez apostó el pasado viernes por la co-gobernanza con todas las autonomías para enfocar la recuperación tras la pandemia....

Homenaje a Antoni Benaiges, asesinado en 1936 por llevar a Burgos el modelo francés de “escuela avanzada”

Antoni Benaiges fue un maestro inquieto, comprometido y valiente, que llevó a un pueblecito de Burgos, Bañuelos de Bureba, las más avanzadas técnicas de...
- Publicidad-

Álvaro Cunqueiro: «La inmensa cantidad de noticias que al hombre le es suministrada es inadmisible. Tal cantidad termina formando insensibilidad. Puede decirse que la información que se le suministra al hombre es infinitamente superior a la que ese hombre necesita, y por ese mismo exceso lo transforma en un hombre desinformado.»

El exceso y la saturación de documentos y de pilas y pilas de recursos didácticos en soporte tal, en soporte cual, están asfixiando a la enseñanza y a su entraña: la transmisión del conocimiento y la formación de personas libres.

Esto mismo que escribía el insigne Álvaro Cunqueiro allá por la España ilusionante de 1977 es extrapolable al panorama educativo de la España de 2020, con o sin pandemia. Está muy bien todo eso de la parafernalia vistosa de los documentos: las actas, los informes, las rúbricas (éste es el último grito en moda pedagógica), las programaciones didácticas, que tienen más importancia que la Constitución de 1978, y un largo etcétera burocrático y tecnocrático. Está muy bien todo eso, sobre todo, para que coman profesionales fuera y muy alejados del aula, muy bien remunerados y dando el visto bueno a la documentación demandada y en algunos casos exigida al «pueblo hebreo» del profesorado, que ya no sabe muy bien para quién trabaja, si para los niños o para la burocracia ensimismada y el oráculo de sus documentos. En la escuela actual el profesorado está siendo más actor que autor de la formación del alumnado.
Habría que desbrozar y proponer una vuelta a los orígenes de las cosas, a la sabiduría primigenia del hombre, o sea, al humanismo bien entendido. Y recuperar como punto de partida el triángulo vinculante de la mutualidad entre lenguaje, pensamiento y mundo real más mundo interior o simbólico.

El lenguaje es un milagro de la naturaleza que tiene que ver más con la evolución biológica que con la cultura, venerémoslo con agradecimiento. La lengua es una herramienta sofisticada y precisa para la expresión y el pensamiento, cuidémosla con respeto. Escuchar y hablar. Leer y escribir, es el legado supremo del lenguaje y de la lengua en la escuela. La politización obsesiva de las lenguas es ya un síntoma de  degradación cultural. No contaminemos más. No embrollemos más, no sé si con deliberados y espurios intereses. Basta de bastos planteamientos. De vastos despropósitos. La enseñanza no puede derivar en una farfolla visual: mucha apariencia textual y tecnológica y poca entidad educacional. La saturación informativa y divulgativa y la multiplicidad de medios de transmisión no pueden contribuir al empobrecimiento de nuestro lenguaje y de nuestro saber. Esto es una gran contradicción, que nadie se atreve a enmendar. Las cantidades no proporcionan la prestancia. Las calidades, sí. Y las calidades educativas y educacionales siguen denominándose interés, sensibilidad, curiosidad, asombro, estudio; y esa llama no la prende la burocracia ni es patrimonio de la tecnocracia. Esa llama tiene que encenderla con pasión y sentido de la responsabilidad el profesor dentro del aula, como un pebetero olímpico en el que ardería fácilmente cualquier papel insulso. Del mismo modo que es exigible al docente un pasional y constante ejercicio de responsabilidad en el aula ante lo que enseña y su auditorio, es una mezquindad por parte de los gerifaltes administrativos y gubernativos responsabilizar a la docencia, subliminal o explícitamente, de todos los pecados lingüísticos, pedagógicos y   cognitivos de la Vía Láctea.

- Publicidad-

De la misma manera que las nuevas tecnologías de la comunicación -esa mitología, esa tiranía desapercibida que está saliendo reforzada y vanagloriada a causa del coronavirus- son simple y llanamente otro instrumento más. En las leyes universales de la Historia hay que leer entre líneas que el estrago puede significar el auge, es decir, el negocio. Los enfermos y los muertos sólo sirven para hacer estadísticas, ese abuso de la democracia, según Borges.

A la escuela, que es un medio de formación humana y vital, la han cosificado y tecnificado como un fin en aras de un progreso social, que como todos los últimos progresos se ha quedado huérfano y desvalido y ahora parece ser que nadie ha sido el responsable del desaguisado en su esplendorosa modernez, con la salvedad hecha, insisto, de la última pieza del engranaje, que parece ser la defectuosa: el profesorado. Las cabezas pensantes tienen un neocórtex privilegiado. Los ejecutores del plan no han sabido plasmarlo en la práctica. La política, entre otros retos, consiste en diseñar y difundir un metarrelato o mito que tenga cierta credibilidad y sea permeable y contribuya al apuntalamiento de las poltronas: con todos los medios desplegados, con todos los recursos humanos dispensados… A lo que habría que añadir: con toda la hipertrofia normativa, con toda la nomenclatura seudocientífica.

Es cierto que se lee poco, se comprende muy poco en ocasiones en nuestra propia lengua nativa y el léxico del castellano estándar se ha empobrecido no por culpa de la escuela y del propio deterioro del lenguaje, sino porque nuestros intereses, aspiraciones, pretensiones individuales, sencillamente, se han vulgarizado. No culpemos a los objetos y a las sombras que proyectan, culpemos a los sujetos y la escasa luz y lucidez con las que alumbramos nuestras vidas. A lo mejor es que de tanto usarla, de tanto llevarla y traerla en estadísticas y porcentajes repletos de falacias y de réditos políticos, a la palabra democracia la hemos igualado con la palabra banalidad.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Sergio Dalma se gana la suspensión de un concierto en Murcia por no cumplir con la normativa de seguridad ante el COVID

La situación de la pandemia ha supuesto un duro golpe para el sector de la Industria Cultura. Los cierres, la limitación de aforos y...

Reino Unido alerta de la posibilidad «real» de una nueva variante de COVID-19 que podría tener una tasa de mortalidad del 35%

A pesar de que la vacunación avanza, la lucha contra la pandemia no ve la luz al final del túnel. Lejos de alcanzar la...

Hasta 25 mujeres asesinadas por crímenes machistas en este año negro por la violencia de género

Datos oficiales del Ministerio de Igualdad reconocen que este año ya han sido asesinadas 25 mujeres por crímenes machistas en España. El 84% de...

Zapata y Peleteiro dejan en ridículo la xenofobia de la ultraderecha

La madre de Ray Zapata, el flamante medallista en gimnasia artística, tuvo que salir de República Dominicana, con sus tres hijos a cuestas, en...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Sergio Dalma se gana la suspensión de un concierto en Murcia por no cumplir con la normativa de seguridad ante el COVID

La situación de la pandemia ha supuesto un duro golpe para el sector de la Industria Cultura. Los cierres, la limitación de aforos y...

Reino Unido alerta de la posibilidad «real» de una nueva variante de COVID-19 que podría tener una tasa de mortalidad del 35%

A pesar de que la vacunación avanza, la lucha contra la pandemia no ve la luz al final del túnel. Lejos de alcanzar la...

Hasta 25 mujeres asesinadas por crímenes machistas en este año negro por la violencia de género

Datos oficiales del Ministerio de Igualdad reconocen que este año ya han sido asesinadas 25 mujeres por crímenes machistas en España. El 84% de...

Zapata y Peleteiro dejan en ridículo la xenofobia de la ultraderecha

La madre de Ray Zapata, el flamante medallista en gimnasia artística, tuvo que salir de República Dominicana, con sus tres hijos a cuestas, en...