En Diario16 entrevistamos a la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro educativo Can Clos, de Barcelona.

Ya entonces, informábamos de la situación y de cómo era el centro: En febrero del año pasado se les informó de que su colegio cerraría y los alumnos tendrían que acudir a otro centro: no se dió información detallada, pero se apuntó a la situación estructural del edificio. El Can Clos es un colegio que se encuentra en un lugar privilegiado: a los pies del Montjuic, en plena naturaleza, los niños y niñas aprenden utilizando el huerto principalmente. Están en contacto directo con animales y el proyecto educativo se fundamenta en el conocimiento a través del medio ambiente, del cuidado de la naturaleza, de la concienciación desde la educación práctica. Una manera de aprender que se terminará si son trasladados a otro lugar, donde el verde cambia por el gris del asfalto.

Las familias de los alumnos comenzaron a movilizarse para evitar el traslado y para preservar el proyecto educativo tan especial que han mantenido durante décadas.

Hoy tenemos buenas noticias: La escuela Can Clos seguirá abierta. Han recibido hace unos días la confirmación por parte de Marc Serra Solé, regidor del distrito.

Tras una reunión que desde el centro tuvieron con Josep González Cambray, director de centros públicos de educación, Merçé Massa, Gerente del Consorcio, María Truñó, comisionada de educación y Marc Serra, regidor del distrito, han comunicado la inversión, continuidad y apoyo al proyecto educativo.

La continuidad del proyecto se acompañará de la mejora del equipamiento educativo, con una inversión de 1,5 millones de euros del Ayuntamiento de Barcelona.

Mediante un comunicado público, el Consorcio de Educación de Barcelona, que puede leerse aquí, se informa de que «la dirección política del Consorcio de Educación de Barcelona ha decidido descartar de forma definitiva el cierre de la escuela Can Clos. El presidente del Consorcio y director general de Centros Públicos de Cataluña, Josep González-Cambray, lo ha comunicado a las familias y a la dirección del centro en un encuentro conjunto con la comisionada de educación del Ayuntamiento de Barcelona, Maria Truñó y con el regidor del distrito de Sants-Montjuic, Marc Serra».

En el comunicado se explica que «esta decisión implica la apuesta por la continuidad de la escuela y se acompaña de un compromiso formal para la mejora del equipamento educativo por parte del Ayuntamiento, que ha anunciado una inversión de 1,5 millones de euros para hacer las reformas estructurales y mejoras del centro a través del Consorcio de Educación, comenzando este verano».

En el escrito se deja constancia de que la participación de las familias del Can Clos ha sido determinante para la decisión tomada.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre