La escala de Likert es una de las herramientas más usadas por los investigadores que investigan los mercados. Gracias a esta herramienta, se pueden evaluar de manera sencilla las actitudes y las opiniones de las personas que están siendo encuestadas.

Información de la escala Likert

Para poder saber qué es la escala de Likert, lo primero que tenemos que hacer es saber cual es el origen de esta escala. El psicólogo Rensis Likert fue el creador de esta escala, de aquí que la misma reciba este nombre.

Esta escala fue creada con el objetivo de poder dar respuestas colectivas que están formadas por grupos de ítems. Estas normalmente suelen ser superiores a 8, mientras que las respuestas se muestras con un rango de valores. Todo esto hace que la compresión de la escala sea más sencilla por parte de los investigadores de mercado. Esto se debe a que la escala nos permite comprender y distinguir fácilmente lo que está siendo investigado y sobre todo las variables.

Concretamente se puede decir que la escala de Likert es uno de los diferentes tipos de escalas de medición que se pueden usar en estos momentos. Recordando que esta escala nos ayuda a comprender de una manera más exacta las actitudes y las opiniones de los consumidores hacia un producto concreto. De esta manera, el profesional es capaz de saber si el encuestado ve con buenos ojos el producto, la marca o el mercado meta.

Usos de los ítems de Likert

Los ítems nos ayudan a medir diferentes actitudes del encuestado. Gracias a ellos podremos saber muchas cosas, como el nivel de acuerdo de una afirmación, la frecuencia, el nivel de importancia, la valoración del servicio o producto y la probabilidad de que la acción se vuelva a producir a medio o largo plazo.

Muchas personas se preguntan cuantos niveles tiene los ítems de Likert. La verdad es que no hay dato exacto, ya que esto dependerá del profesional que ponga en práctica la escala. Pueden ser 4, 5, 8 o 10. Pero lo que si está claro es que los niveles nos ayudan a conseguir unas valoraciones mas diversas. Por este motivo, muchos analistas de mercado suelen usar opciones con varios ítems. Recordando que los encuestados no suelen usar las opciones extremas. De aquí que sea una buena opción usar varios niveles.

¿Cómo se deben tratar los resultados?

La encuesta no servirá de nada si no se analizan correctamente los resultados obtenidos. Por este motivo, el analista debe tener claro si quiere analizar todo por separado o en cambio la encuesta la quiere analizar en conjunto para sumar un valor añadido.

No hay que olvidar que el valor asignado puede variar según el analista que estudie los resultados, por lo que se puede decir que estamos ante un valor arbitrario. Eso sí, con esta escala nos será muy fácil calcular la mediana, la moda o la media entre otros muchos datos. De aquí que la escala sea muy usada por los analistas. Sin olvidar que en las investigaciones comerciales, los datos que se obtienen se suelen usar como intervalos y no como datos ordinales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre