viernes, 12agosto, 2022
35.9 C
Seville

La entrada en prisión de Lula puede abrir camino a la ultraderecha brasileña

La celeridad con la que la justicia brasileña, tediosamente lenta casi siempre, ha resuelto este asunto, hace pensar a muchos que se trata de una maniobra con fines electoralistas para acabar con el candidato de los trabajadores y dejar el camino libre al ex militar, Bolsonaro

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El ex presidente brasileño Lula da Silva no se entregó a la Policía Federal a las 17.00 de ayer, como había ordenado el juez Sergio Moro, quien determinó su prisión este jueves. Sin embargo, fuentes cercanas afirman que está negociando los detalles de su entrega.

Lula da Silva permanece en el Sindicato de los Metalúrgicos de São Bernardo do Campo. Durante todo el día se respiró un clima de incertidumbre sobre si Lula se entregaría o permanecería en el sindicato. Durante varios momentos se barajó la posibilidad de que el líder del Partido de los Trabajadores se dirigiera a sus simpatizantes, pero Lula ha considerado que “no sería prudente” en este momento.

Al ex mandatario le esperan en los juzgados de Curitiba (Paraná) para comenzar los 12 años de condena por corrupción -la sentencia afirma que el político ha aceptado un soborno de una constructora-. La celeridad con la que la justicia brasileña, tediosamente lenta casi siempre, ha resuelto este asunto, hace pensar a muchos que se trata de una maniobra con fines electoralistas para acabar con el candidato de los trabajadores y dejar el camino libre al ultraderechista y ex militar, Bolsonaro.

Los letrados de Lula cuestionan el decreto de prisión de Moro al asegurar que contradice la sentencia emitida por el tribunal que en enero pasado aumentó su condena de nueve a doce años de cárcel.

En España, CCOO expresa su preocupación por la situación política en Brasil y manifiesta su solidaridad con Lula da Silva, con los sindicatos democráticos y con las organizaciones sociales y políticas de Brasil y de América Latina en su lucha por el restablecimiento de la democracia, la paz, la justicia, los derechos y las libertades.

Para CCOO, la única vía para solucionar la crisis política y social en Brasil es la celebración de elecciones democráticas y libres, que respeten el ordenamiento constitucional y a las que puedan concurrir todas las fuerzas políticas.

Por su parte, UGT afirma que la orden de prisión contra Lula es un ataque grave a la democracia

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído