Según la revista científica “Gastroenterology”, el inmunólogo Tobias Freitag, de la Universidad de Helsinki (Finlandia), ha desarrollado y probado nanopartículas que contienen gliadina para el tratamiento inmunomodulador de la enfermedad celíaca. Una enfermedad que afecta al 0,3-2,4% de las personas en la mayoría de los países del mundo, y que, de ser cierto el logro de Freitag, podría por fin tener un tratamiento curativo y sus enfermos volver a comer alimentos que contengan gluten.

Hay que recordar que la enfermedad celiaca, también conocida como celiaquía o enteropatía sensible al gluten, se caracteriza por una inflamación de la mucosa del intestino delgado como consecuencia de una intolerancia inmunológica y permanente al gluten ingerido de la cebada, del trigo, el centeno y, en aquellos que tienen predisposición genética a sufrir la enfermedad, también a la avena.

Esta enfermedad digestiva y genética causa lesiones en el intestino delgado y provoca que se altere la absorción de las vitaminas, minerales y demás nutrientes que contienen los alimentos. Las personas que la padecen suelen presentar una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino que ocasiona la dificultad de absorber los micronutrientes.

En la actualidad, se desconocen las razones exactas que pueden explicar por qué algunas personas desarrollan enfermedad celíaca, pero solo alrededor del 30-40% de la población está en riesgo de desarrollarla, según la predisposición genéticas ¡, afirma Freitag. Dicha predisposición puede conducir a la pérdida de la tolerancia inmune a la gliadina durante la infancia, la adolescencia o la edad adulta.

La pérdida de tolerancia a la gliadina está causada por una falla en la regulación de los linfocitos T específicos de gliadina dentro del sistema inmune, lo que lleva a la destrucción de la mucosa intestinal. El único tratamiento disponible para la enfermedad celíaca es una dieta sin gluten de por vida. Pero las nanopartículas que contienen gliadina posiblemente podrían permitir que los pacientes con enfermedad celíaca coman una dieta normal nuevamente.

Se trata de un proyecto colaborativo dirigido por Freitag, que trabaja en el grupo de investigación del Profesor Seppo Meri, en el Programa de Investigación de Inmunología Traslacional de la Universidad de Helsinki, en el que los científicos han desarrollado y probado nanopartículas que contienen gliadina para el tratamiento inmunomodulador de la enfermedad celíaca.

Cuando se inyectó en la sangre de ratones, en tres modelos diferentes de enfermedad celíaca, las nanopartículas de gliadina de 500 nm absorbibles, esféricas (TIMP-GLIA), se observó una reducción significativa de los marcadores de activación de células T específicas de gliadina, inflamación y daño tisular. El tratamiento con nanopartículas de gliadina también indujo perfiles de expresión génica asociados con la tolerancia inmune.

Estos hallazgos respaldan el concepto de que es posible ‘reprogramar’ el sistema inmune en pacientes celíacos e instruir a los linfocitos T para que toleren el gluten nuevamente. Si esto resultara en la falta de respuesta clínica a la dieta que contiene gluten en ensayos clínicos con pacientes celíacos, el tratamiento con TIMP-GLIA podría conducir a la cura de la enfermedad celíaca. Es decir, podrían volver a comer alimentos normales sin consecuencias perjudiciales.

El proyecto de nanopartículas de gliadina en la Universidad de Helsinki se realizó en colaboración con Takeda Pharmaceuticals, compañía que presentó resultados de los primeros ensayos clínicos en pacientes celíacos realizados en EE. UU., que demostraron que el tratamiento de pacientes con enfermedad celíaca con TIMP-GLIA silencia o reduce las células T inflamatorias específicas de la gliadina en la sangre.

Hoy por hoy la celiaquía no se puede curar. El único tratamiento aplicable consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten durante toda la vida, que se basa en dos premisas fundamentales: eliminar todo producto que tenga como ingredientes trigo, espelta, cebada, centeno y avena, y excluir cualquier producto derivado de estos cereales (almidón, harina, sémola, pan, pasta, bollería y repostería). Además el celíaco ha de seguir una dieta de alimentos naturales como legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten (arroz y maíz).

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre