La misma empresa sueca de geolocalización que salvó a los 33 mineros en Chile en agosto de 2010 trata ahora de encontrar a Julen en el pozo dos días  después de su caída por un agujero de tierra de la finca de unos familiares.

Un equipo técnico de esta empresa se ha incorporado a las tareas de rescate del pequeño Julen, según ha anunciado El Correo, el niño de dos años y medio que, según su familia, cayó el pasado domingo a un pozo de prospección de 107 metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro.

La llegada de estos profesionales se suma a la larga lista de entidades y profesionales-se ha creado un comité de expertos formado por ingenieros de caminos para asesorar a la Guardia Civil- que están colaborandoen las labores de localización y evacuación del menor. En las últimas horas también se ha sabido que un grupo de mineros de Asturias ha emprendido viaje a Totalánpara ayudar en estos trabajos.

Desesperación

La desesperación de los padres es latente. De hecho, el progenitor ya ha hechos unas declaraciones a Tele5 en las que considera que las tareas de rescate son precarias.

 Las esperanzas de recuperar a Julen con vida se mantienen, a pesar de que ya son muchas horas.

 DxDesde primera hora de esta mañana se trabaja en la construcción de dos túneles, uno paralelo y otro perpendicular, que permitan llegar hasta el pequeño, aunque esas tareas tienen como hándicap el tapón de tierra detectado a 73 metros de la superficie, del ahí que sea vital localizar a qué altura del pozo se encuentra atrapado Julen. Con la primera excavación, de entre 50 y 80 metros de longitud, se espera tomar contacto visual con el menor y proceder a su extracción.

Compartir
Artículo anteriorLa Justicia investigará el uso de información privilegiada en el Caso Popular
Artículo siguienteOperación policial contra Aguas de Valencia por contratos amañados en Sagunto
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Preciosa noticias, esa es mi España, las donaciones y las responsabilidades ciudadanas, .y no esos telediarios cargados de trajedia y política muy baja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =