A raíz de las detenciones que se han producido hoy contra distintas personas del ámbito independentista (operación Voljov), se ha conocido que el juez que investiga la causa tiene sospechas de que Rusia hubiera ofrecido colaboración con el independentismo. De hecho, se ha llegado a afirmar por algunos medios que desde Rusia se ofrecieron diez mil soldados para plantar cara al Estado español en caso de declarar la independencia de Cataluña. 

La reacción desde la embajada de Rusia en España es sorprendente: por el humor que despliega y por lo que esto significa. No sólo se cachondean de la información publicada hoy en algunos medios, sino que muestra que posiblemente las «sospechas del juez» sean absolutamente carentes de soporte. 

Y así lo han expresado a través de twitter:

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Los rusos son unos cachondos mentales.

    Todavía siguen afirmando que su gobierno no intervino en la secesión de Crimea, y que el opositor Alexei Navalny se intoxicó con una ensaladilla rusa en mal estado.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre