presidente

Juanma Moreno hará público hoy el organigrama completo de su Gobierno, en una resolución que incluye el cese de 2.607 personas. De esta manera, el nuevo presidente de la Junta de Andalucía tratará de dar una imagen de lucha contra el enchufismo. Queda por saber, si esos cargos de confianza serán los mismos en número, pero con personas de confianza del PP, Ciudadanos o incluso Vox, en vez de ser del PSOE. Una doble moral que, sin embargo, ha calado en parte de la opinión pública.

La cifra de destituciones que el líder andaluz trata de vender como una guerra al enchufismo no es muy superior a la de los cargos de confianza que tiene la comunidad de Madrid, gobernada por el PP, o la de Castilla y León, donde también los populares llevan más de tres décadas de poder absoluto.

Más de 1.300 de estos cargos de confianza, no van a perder su empleo, ya que son funcionarios con plaza fija, pero serán reubicados y probablemente verán reducido su salario al descender en el escalón. Sería el caso, por ejemplo, de un profesor elegido como asesor que regresaría a su puesto como docente. O de un médico nombrado directivo en la sanidad pública que volvería a su puestos como facultativo en un hospital, centro de salud o en la Inspección de Trabajo.

Pero estos cargos de confianza serán con toda seguridad sustituidos por otras personas de confianza de Moreno Bonilla o de sus socios o amigos de Gobierno.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre