La desobediencia civil puede definirse como «cualquier acto o proceso de oposición pública a una ley o una política adoptada por un gobierno establecido, cuando el autor tiene conciencia de que sus actos son ilegales o de discutible legalidad, y es llevada a cabo y mantenida para conseguir unos fines sociales concretos».

Para que un acto se clasifique como de desobediencia civil, se necesita que la acción se haga públicamente, que sea ilegal o que así lo clasifique el poder, y que al mismo tiempo quien cometa el supuesto delito esté consciente de sus acciones y motivos.

Este vídeo es una readaptación de una serie de videos que hicimos Gloria Diez de Súmate y yo en el 2016, ya se atisbaba en el horizonte el choque inminente entre la legalidad española y la legitimidad catalana. Un tema clave era la posición que debía adoptar la sociedad catalana ante tal choque.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre