Marchena

“Cualquiera que quiera responder en su lengua materna podrá hacerlo”, ha manifestado el presidente del tribunal, Manuel Marchena, en su exposición sobre las peticiones planteadas por las defensas en la fase de cuestiones previas al juicio.

Sin embargo, a renglón seguido ha manifestado no sin cierta sorpresa de todos los presentes “que la Sala reconoce las razones de carácter emocional” que llevan a los enjuiciados a querer declarar en catalán, y que podrían hacerlo, pero mediante dos intérpretes que estarían a su disposición en la Sala y que traducirían sus palabras aunque no de modo simultáneo.

Para justificar esta tesis tan chocante, Marchena ha explicado que el tribunal rechaza que se habilite un sistema de traducción simultánea porque “supondría que todos los que están en esta sala o fuera y no disponen de auriculares no podrían entender las respuestas de los procesados”. Y eso “implicaría una inadmisible restricción del principio de publicidad”, ha señalado Marchena que considera además (también de forma sorprendente) que el uso de la lengua materna es solo una “cuestión emocional” que no afecta al derecho de defensa.

En lo que fuentes jurídicas consultadas consideran que es un evidente error de bulto, Manuel Marchena ha justificado su decisión en que según su opinión la Carta Europea de Derechos Humanos rechaza otorgar “derechos individuales ni colectivos a los hablantes de una lengua minoritaria”, cuando es lo cierto que la Directiva 2010/64/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de octubre de 2010, relativa al derecho a interpretación y a traducción en los procesos penales, establece todo lo contrario cuando indica que “La interpretación y traducción en virtud de la presente Directiva deben facilitarse en la lengua materna del sospechoso o acusado o en cualquier otra lengua que entienda o hable con objeto de permitir el pleno ejercicio del derecho a la defensa, y con el objeto de salvaguardar la equidad del proceso”.

Este error de bulto de la Sala del ‘Procés’, negando la posibilidad de la traducción simultánea de los acusados que quieran hablar en catalán, supone una violación flagrante del artículo 6 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales  y del artículo 47 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en cuanto que  consagran el derecho a un juicio equitativo. Además se infringe también el artículo 48, párrafo segundo, de la Carta en cuanto que garantiza el respeto del derecho a la defensa.

Como es de ver, la polémica está servida.

3 Comentarios

  1. O sea que la lengua que es la primera gran adquisición del ser humano y que estructura su aparato cognitivo y psíquico se limita a una cuestión emocional, según ese flamante profesional de la justicia (según la portavoz del gobierno PSOE en extinción), y que no afecta para la cuestión de la defensa de sus derechos, Hay que ser corto de entendederas para decir esto, pero sobre todo no haberse enterado en todos los años de vida de la importancia que tienen los idiomas en la configuración del mundo y del desarrollo de los sentimientos y de las relaciones. El problema de Marchena al decir tamaña barbaridad es que se le ha escapado lo que en el fondo siente por una cultura como la catalana. Opino que los jueces para juzgar deberían pasar por una ITJ (inspección técnica de jueces) para darles el visto bueno sobre su capacidad para hacerlo, lo mismo que con los coches acerca de su estado para autorizarlos a seguir circulando por la vía publica.
    Una cosa es que los procesados en un juicio político como el que se celebra en el TS contra Catalunya y la Democracia opten por hablar en castellano no por deferencia al tribunal si no por deferencia a la sociedad expectante, ya que de otro modo su traducción de sus declaraciones en catalán al castellano además del riego de ser sesgadas (traduttore traditore) serian mas resumidas, y otra pensar en que todos los factores idiosincráticos no pierden grados de autenticidad en su conversión a otras lenguas.

  2. Menudas chorradas.. Todos entendemos el castellano.. Ya que somos españoles.. No os llega con todo el dinero publico que usais.. Que qereis que paguems dos traductores, que no son necesarios.. Yo lo unico por lo que voto.. Es por que se acabe esta mierda de politica que tiene esta pais..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 3 =