sábado, 28enero, 2023
7.8 C
Seville

La derecha y ciertos jerarcas “socialistas”, deberían estar agradecidos a Pedro Sánchez

Antonio Aguado
Antonio Aguado
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El Partido Popular viene ejerciendo una oposición burda y miserable, nada parecida a sus homólogos europeos, que en varias ocasiones les han contradicho y reprochado sus políticas tan negativas que vienen practicando contra el gobierno de Pedro Sánchez. Pero a éste le ha salido dentro de sus propias filas unos opositores empezando por Felipe González, Alfonso Guerra, José Bono, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y los presidentes de las comunidades autónomas de Castilla La Mancha, Aragón y Extremadura, Emiliano García Page, Javier Lamban y Guillermo Fernández Vara, respectivamente.

Las coincidencias y el mimetismo de estos jerarcas “socialistas” y los del PP salta a la vista y les hacen una oposición a Pedro Sánchez, con acciones y frases descalificatorias inadmisibles, como la de Felipe González, cuando dijo que “el Gobierno de Pedro Sánchez, parece el camarote de los hermanos Marx. García Page expresó que el PSOE es únicamente Pedro Sánchez, pero no tuvo en cuenta que eso mismo ocurre con él en Castilla La Mancha y últimamente Javier Lamban, ha llegado a decir que el PSOE estaría mejor sin Pedro Sánchez al frente y que, el apostó por el expresidente del Principado de Asturias Javier Fernández.   

Tanto Abascal como Pablo Casado, han llegado a alabar a Felipe González y ponerlo de modelo como “socialista”. Sólo con esto, los jerarcas “socialistas” deberían hacérselo pensar, nada menos que coincidir con planteamientos procedentes de la derecha extrema del PP y extrema derecha de Vox. Por lo visto no están satisfechos y pretenden que, Pedro Sánchez gire aún más hacia la derecha.

Entre ellos han coincidido en muchos frentes, como el rechazo a las políticas llevadas a efecto por Pedro Sánchez con el problema catalán y las medidas que pretende implementar, para desde posiciones políticas y no judiciales, distender y que se normalice las relaciones de la sociedad catalana.

Igualmente coinciden en criticar al gobierno de coalición, por estar compuesto con Unidas Podemos a quienes califican como “comunistas y bolivarianos“ muy peligrosos. Lo mismo ocurre con los grupos políticos que sustentan al gobierno, sobre todo con Bildu que, lo definen como proetarra  y terrorista y Ezquerra Republicana de independentista e inconstitucional. La inconstitucionalidad forma parte del adn, pero precisamente del PP y Vox. Seguro que las preferencias de gobierno de Felipe González y los demás jerarcas “socialistas”, pasan porque sea en coalición con el PP. Algo que de ocurrir, con toda seguridad el electorado le pasará factura al PSOE y no sería de extrañar que terminara como el Pasok Griego, Partido Socialista Italiano y últimamente el francés. Los dos primeros desaparecidos y el último caído en la irrelevancia. 

No digamos nada en lo que respecta a la monarquía, con la que hacen una autentica piña, hasta el extremo de coincidir en varias ocasiones, para impedir que el Parlamento abra una comisión de investigación al rey emérito, por las tantas indecencias y corrupciones que ha venido cometiendo. Han sido muchas las veces que el PSOE (Pedro Sánchez que lo tiene secuestrado), ha hecho al respecto causa común con el Partido Popular y Vox.

Igualmente en lo que se refiere a sus relaciones con los poderes facticos, que con ligeras matizaciones coinciden en sus apoyos, fundamentalmente con la retrograda y reaccionaria Iglesia Católica, que sigue manteniendo los privilegios desde la época franquista. Lo mismo que los grandes empresarios del IBEX 35, que marcan la política económica y en gran medida la social del país. Aparte de que Pedro Sánchez no estaría por la labor, también éstos con toda probabilidad le influyeron para que, no creara una banca pública que nos evitara tantas arbitrariedades y extorsiones de la privada. Lo mismo ocurriría si contáramos con una empresa energética pública.

El gobierno de Pedro Sánchez ha tenido sus luces, como ha sido gestionar bien el grave problema de la pandemia. Los logros obtenidos en Europa en materia energética, haciendo causa común con Portugal en la llamada “isla energética” y conseguir que el precio de la electricidad no se estableciera en función del gas. Mantener los precios energéticos por debajo de la media europea, lo mismo que la inflación. Aumento gradual y permanente del desempleo, hasta bajar de la cifra mítica de los 3.000.000 de parados. Concretamente 2.881.380 cifra que no se alcanzaba desde 2007.

Hay que reconocer que el merito en materia de empleo y en política social, más bien se le debe de atribuir a su socio de gobierno Unidas Podemos y más concretamente a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz. Aunque también éstos han pecado de tibieza, a la hora de exigirle a Pedro Sánchez más libertad y justicia social.

Han sido importantes las luces conseguidas por Pedro Sánchez y su gobierno, pero mucho más pesan las sombras protagonizadas y las que aún faltan por erradicar: la represora “ley mordaza”, denuncia y fin del Concordato con el Vaticano que, evite los tantos privilegios de la Iglesia, incalculable en materia económica por las tantas propiedades ilegalmente inmatriculadas, subvenciones a través del IRPF, mantenimiento de Caritas, capellanes castrenses y de hospitales públicos, clases de religión en colegios públicos y en los exclusivos y arbitrarios privados concertados, exención del IBI municipal y un largo etc.   

Con este panorama, no se entiende la disconformidad de los jerarcas “socialistas” y tampoco los del Partido Popular y es que, Pedro Sánchez les esta haciendo el juego, e incluso “marcándoles el paso”. En todo esto expuesto y mucho más, la diferencia entre ellos es prácticamente inexistente.

No digamos nada en lo que se refiere a la política exterior, donde seguimos a expensa de los Estados Unidos y su OTAN. Y con el tema del Sahara, ha ocurrido lo nunca visto desde que España abandonó a su suerte al Pueblo Saharaui, cuando Pedro Sánchez de forma unilateral, sin contar con sus socios de gobierno y tampoco con la oposición, el pasado mes de marzo se despachó, haciendo unas declaraciones de apoyo al plan del sátrapa y genocida rey alauí Mohamed VI, que obviando el legitimo derecho de autodeterminación e independencia de los saharauis, pretende a sus espaldas darle o más bien imponerle una especie de autonomía.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Es lamentable escuchar a gente del PSOE ser desleales , ver como traicionan el sentir de un partido…Su falta de honestidad les hace evidenciar acciones desleales y engaños a su compañero, Pedro Sánchez. Vendiendo sinceridad, en lugar de mostrar coherencia con la realidad…Pero, la causa primera de todos los males es la falta de ética de muchos de nuestros gobernantes y de los ex… llegados a la política no por vocación ni espíritu de servicio, sino por propio ego.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído