Alexis Tsipras, hasta ahora primer ministro de Grecia, reconoció anoche su derrota y anunció que Kyriakos Mitsotakis será el nuevo mandatario. Con el 58% de los votos escrutados, el líder de Nueva Democracia, el partido de la derecha tradicional del país, ha ganado las elecciones con el 39,6% del apoyo en las urnas.

“Respetaré la voluntad del pueblo”, ha dicho elder de Syriza en una comparecencia en el centro de prensa oficial. “Hemos luchado con la cabeza alta y hoy con la misma manera aceptamos la voluntad de la gente”, ha agregado Tsipras. Syriza no gobernará y se frena alrededor del 31% de los votos, unos resultados mejores que los de las europeas que les permitirán hacer una dura oposición.

El partido de la izquierda radical griega, que se ha ido moderando desde que no tuvo más remedio que claudicar, en agosto del 2015, a un tercer rescate, ya no logra movilizar a sus votantes.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre