Con una bandera de España y una fotografía del Rey, colocada en su escaño por un senador del PP, David Muñoz, ha recibido hoy a Pablo Iglesias en la comparecencia prevista en el Senado para hablar sobre Derechos Sociales. Así, la derecha en pleno ha convertido esta jornada en un circo para pedir la dimisión del vicepresidente del Gobierno después de que un juez haya pedido al Supremo que le impute por falsa denuncia en el caso Dina.

A su vez, un senador de UPN le ha pedido que dimita y que asume sus responsabilidades, mientras Teresa Rivero, de JxCAT, le reconocía su “presunción de inocencia” al mismo tiempo que le daba la bienvenida “al club de los señalados”.

La senadora catalana le ha recordado que la Democracia española “no aguanta la disidencia”.

Pablo Iglesias, por su parte, comparece en el Senado tras la decisión del juez del caso Villarejo de solicitar al Tribunal Supremo que que impute al vicepresidente.

En su llegada a la Cámara, Iglesias ha evitado pronunciarse sobre este asunto ante los medios de comunicación y, una vez dentro del hemiciclo ha podido ver como este senador ‘popular’ ha colocado la enseña nacional y el retrato del monarca Felipe VI. Eso sí, cuando el vicepresidente segundo ha empezado su intervención, el parlamentario ha retirado estos símbolos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre