Desde los primeros minutos del debate de RTVE se ha visto clara la estrategia de cada candidato. Así, los representantes de la derecha, Pablo Casado y Albert Rivera, han optado más por la confrontación, acusaciones contra Pedro Sánchez y frases marketinianas. Más tranquilos y dispuestos a aprovechar sus minutos para hablar de su programa electoral y sus propuestas se muestran los representantes de la izquierda: el presdiente en funciones, por el PSOE, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Descolocado se ha quedado el líder del PP cuando ha recibido, que no esperaba, los ataques de Rivera, quien no ha dudado de mostrar la foto de Rato en el momento de su detención para recordar que “el milagro económica de la derecha está en la cárcel”, frase que, por cierto, se hizo muy popular cuando la dijo en el congreso la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El estudio 1 de Prado del Rey acoge el primer gran debate a cuatro que hoy emite RTVE. Así, Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) participan en este acto electoral que, aunque no se sabe si dará la vuelta a las encuestas, sí están teniendo una gran audiencia.

Xavier Fortes es quien modera el debate de cien minutos que ha comenzado subido de tono por el propio acto y en el que Albert Rivera ha estrenado el debate pidiendo la dimisión de Rosa Maria Mateo como administradora única del ente público a la que acusa de haber supeditado el ente público a los intereses socialistas.

127 iniciativas parlamentarias del PP apoyó Bildu, según recuerda PEdro Sánchez a Pablo Casado. El líder del PSOE recuerda que la derecha acusó a Zapatero de traicionar la memoria de las víctimas “cuando es quien consiguió que ETA dejara de matar”, explica el presidente en funciones.

Pedro Sánchez ha desmontado las acusaciones de PP y Ciudadanos de que va a apoyar el referéndum en Cataluña y ha pedido a los soberanistas volver a la Constitución.

Por tanto, No ha faltado el conflicto catalán en el debate, que ha puesto sobres la mesa Albert Rivera, quien dice que quiere independizarse de los que “escupen a España”.

A Rivera le duele España por el procés, y a Pablo Iglesias por la injusticia, la pobreza infantil y la precariedad.

Para el líder Podemos, por su parte, traicionar a España es “la corrupción, las puertas giratorias y los ex presidentes que acaban en consejos de administración de Ibex 35.” Pablo Iglesias ha insistido más en la precaria situación de la Sanidad Pública y pide “menos insolutos y gritos” y “más empatía”, en clara alusión a la situación en Cataluña.

Pablo Casado dice sentir vergüenza al oír a Junqueras o a Sánchez decir desde prisión que van a apoyar a Sánchez si hay referéndum. Y ha insistido en acusar a los socialistas de pactar con los soberanistas “los proetarras de Bildu y los que quieren la guerra civil española, como Torra”, al que recuerda que recibió en Moncloa con el lazo amarillo.

Propuestas

El Gobierno de los autónomos es la apuesta de Rivera, frente a Casado que se compromete si gobierna a desarrollar la mayor revolución fiscal de la historia y Pablo Iglesias que insiste en que los privilegiados deben hacer más esfuerzo en pagar impuestos y apuesta por una política fiscal más justa con los que menos tienen. Por su parte, Pedro Sánchez apuesta por la justicia social que, a su juicio, sólo se consigue con una ley fiscal justa.

Descolocado se ha quedado Casado al recibir los ataques que no esperaba de Rivera

Pablo Iglesias propone responder “a lo que se nos pregunta y no soltar la chapa”, mientras Albert Rivera en cada intervención, haciendo caso omiso al líder de Podemos, insiste en acusar al bipartidismo de inmovilismo y a Pedro Sánchez de ser amigo de “batasunos e independentistas”, como tanto él como Casado han insistido durante toda la precampaña y lo que llevan de campaña.

Iglesias, con la Constitución en la mano, ha leído artículos que no se cumplen como los del derecho al trabajo y a la vivienda.

Sin respuesta

Palabras amables y de agradecimiento de Sánchez a Podemos por su apoyo a las medidas sociales. Por su parte, el líder de Podemos, que agradece el gesto, le pregunta al presiente en funciones que si está dispuesto a un acuerdo con Ciudadanos o no. Algo a lo que Sánchez no ha respondido.

El líder de Ciudadanos también ha dejado caer, sin venir a cuento ni estar en el tema del que se hablaba, lo del chalet de Pablo Iglesias. Chascarrillo al que el líder de la coalición morada no ha querido entrar.

El líder de la coalición morada ha tratado de entrar menos en la confrontación con sus adversarios políticos y aprovechar sus minutos de intervención para presentar las propuestas de Podemos.

Rivera no ha desaprovechado la ocasión para recordar que Pablo Iglesias será ministro de Pedro Sánchez, y ha dejado caer hasta lo de la tesis doctoral del presidente, mientras el líder del PSOE , también menos partidario de la confrontación, ha asegurado que se crean más de 1.500 empleos diarios, para responder a la acusación de los candidatos del PP y Ciudadanos de la leyenda urbana de que el PSOE cuando gobierna destruye el empleo.

“No es no”, le ha recordado Sánchez a Casado con respecto a las mujeres, y le ha pedido que el vientre de una mujer no es un taxi para que se lo diga a la extrema derecha y mirando a Rivera le ha dicho que “tampoco es un vientre de alquiler”.

Revolución por la igualdad es la apuesta, según dice él mismo, Albert Rivera al recordar las diferencias, por ejemplo, del sueldo de un policía nacional con las de la policía autónoma de Euskadi y Cataluña.

“Cuando un socialista entra por la puerta el empleo sale por la ventana”, responde a los datos optimistas de Pedro Sánchez el candidato popular.

Pedro Sánchez recuerda que se han bloqueado medidas sociales a las que el PP y el Ciudadanos han votado en contra. Mientras, Rivera ha insistido en que “Izquierda y derecha peleándose, pero sin propuestas”.

España no va bien para Casado, que insiste en que el PSOE genera despidos, paro y pensionistas con pensión congelada. “Necesitamos crear empleo”, reitera. El líder popular llega en el debate a comprometerse a crear dos millones de puestos de trabajo, medio millón al año con la mayor revolución fiscal de la historia.

Rivera recuerda que Sánchez y Rosa María Mateo han intentado que no se celebrara este debate. Y acusa a Sánchez de colocar amigos, enchufar a sus colaboradores y “ahora quiere indultar”, en alusión a los presos del procés. “Mandaremos a la oposición a este gobierno”, asegura.

Iglesias, por su parte, da las gracias a los trabajadores de RTVE por su independencia y que nunca más sea el brazo político de ningún gobierno. El debate es más importante que la propaganda electoral.

Sánchez, dos historias, la de la derecha que todo iba bien hasta que los malvados socialistas presentaron una moción de censura. La sentencia demoledora del caso Gürtel . Destierro y Casado. Hace 9 meses había un gobierno que creaba trabajo, a los golpistas al banquillo, prisión permanente revisable. Se puede remediar con la alternativa de la unidad de España, bajar impuestos y última . Los independentistas y batas unos están representadas por Pedro Sánchez.

La indumentaria marcó la primera diferencia de los candidatos. Tanto Sánchez, como Casado y Rivera van con traje y apuestan por lo clásico, mientras Iglesias participa en mangas de camisa y con su habitual indumentaria con la que pretende que se identifiquen con él la clase trabajadora y las personas que huyen de el poder establecido.

¿Quién crees que ha sido el vencedor del debate en TVE?

  • Pablo Iglesias (66%, 2.979 Votos)
  • Pedro Sánchez (20%, 887 Votos)
  • Albert Rivera (12%, 538 Votos)
  • Pablo Casado (3%, 136 Votos)

Votantes totales: 4.540

Cargando ... Cargando ...

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre